Danone plantea despidos pese al récord de ventas

stop

Suprimirá 900 puestos de trabajo de los cuales 76 están en España

El presidente de Danone, Javier Robles, (centro) junto a parte del equipo directivo

19 de febrero de 2013 (14:14 CET)

Danone ha cerrado el ejercicio de 2012 con un record de ventas, principalmente en el mercado asiático ( 25,2%) frente al 14% registrado en el resto del mundo. Además, ha obtenido un beneficio neto de 1.672 millones.

Pero los buenos resultados los ha conseguido lejos de Europa. Y por ello prevé despedir a 900 puestos administrativos que trabajan en el viejo continente. Del total, 76 son empleados españoles.

Declive de la demanda

El objetivo de este plan de reducción de costes es ahorrar 200 millones de euros ante el declive de la demanda de los consumidores europeos.

La compañía ha justificado su decisión para el mercado español en la situación de crisis por la que atraviesa el país, el descenso del consumo y la bajada de volumen de ventas, así como el avance de las marcas blancas.

Año de transición

En concreto, el presidente y consejero delegado de Danone, Franck Riboud, destacó que la situación que atraviesa la marca en Europa es “insostenible, y que por ello se tiene que llevar a cabo la reestructuración. La compañía de alimentación lo plantea como un año de “transición”.

La francesa, que cuenta con una sede en Esplugues de Llobregat (Barcelona), ha anunciado recientemente el cierre de la planta de Sevilla, con 85 trabajadores, y el traslado a finales de este año de la producción a las plantas de Aldaya (Valencia) y Tres Cantos (Madrid).

Marcas reconocidas

La cifra de negocio de la multinacional propietaria de marcas como Actimel o Evian alcanzó un récord de 20.869 millones de euros, un 8% más en valores absolutos y un 5,4% más en términos comparables.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad