Daurella y Vilarrubí se apean del caballo

stop

CAMBIO DE PROPIETARIO

El matrimonio de empresarios Sol Daurella y Carles Vilarrubí

18 de noviembre de 2011 (19:24 CET)

Los empresarios catalanes Sol Daurella y Carles Vilarrubí han dado marcha atrás en las inversiones destinadas a su hobby preferido: la hípica. Recientemente han firmado la venta de la cuadra y los caballos con los que competían a nivel internacional, situada en el Club de Polo de Barcelona. El comprador de la Cuadra Vidau ha sido su jinete estrella, Jesús Garmendia.

El abanderado del deporte en España y marido de la soprano Ainhoa Arteta ha comprado el negocio a sus mecenas a plazos, tal como han informado fuentes conocedoras de la operación a Economía Digital. Asimismo, aseguran que la larga amistad que une a Garmendia con el matrimonio (es el instructor de su hija mayor, Carlota Vilarrubí), le ha propiciado un contrato muy favorable a sus intereses. El jinete vasco ha declinado hacer ningún comentario sobre la adquisición a preguntas de esta publicación.

El cambio estratégico también ha provocado que la consejera delegada de Cobega abandone su gran afición. Sol Daurella ha dejado de montar a caballo.

Valencia se queda sin Gran Prix

Los negocios hípicos de Vilarrubí también han recibido un golpe en España. La consultora deportiva del empresario, Oxer Sport, se ha quedado sin el evento estrella que organizaba: el Gran Prix de Valencia. Aún está incluido en el calendario del Global Champions Tour, el campeonato mundial de hípica, pero pocos esperan que se celebre tras el anuncio de la Generalitat valenciana de que no renovará su subvención.

Desde la consellería de Turismo, Cultura y Deporte han confirmado a ED que no se ha prolongado el convenio de colaboración para 2012 “por una cuestión presupuestaria”. La directora de comunicación de Oxer Sport, Candela Milán, ha reconocido que, “sin la colaboración pública, tirar adelante el Gran Prix es complicado”. Pero no han cancelado oficialmente la prueba porque esperan “una comunicación oficial” que aún no ha llegado a la sede del grupo.

El Gran Prix de Valencia ha reunido en los últimos tres años a la jet set internacional, entre ellos a las amazonas Athina Onassis y Carlota Casiraghi, en la Ciudad de las Artes y de las Ciencias. A pesar de la negativa del Gobierno de Alberto Fabra de invertir en una nueva edición por el delicado estado de la caja de la comunidad, Milán asegura que “aún se está negociando”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad