Detinsa empieza a negociar con sus bancos acreedores

stop

La inmobiliaria, en suspensión de pagos, logra el respaldo del juez para intentar un acuerdo con las 28 entidades financieras a las que adeuda el 90% del pasivo

31 de mayo de 2011 (19:05 CET)

Detinsa, con una cartera de 8.000 viviendas entregadas y 2.500 más en construcción en toda España, ha dado un paso más para superar el proceso de concurso de acreedores en el que está inmerso desde hace un año.

Este viernes recibió el respaldo judicial para iniciar la negociación con las entidades financieras a las que debe el 90% del pasivo para alcanzar un convenio que permita superar el proceso judicial.

La agilidad con la que se ha llegado a este punto del concurso –habitualmente se tarda más de un año- ha sido posible debido “al correcto entendimiento entre los agentes que intervienen en el proceso”, según fuentes conocedoras de la realidad de la inmobiliaria.

Más de 700 acreedores esperan cobrar 550 millones, aunque su suerte depende de 28 entidades financieras a las que se debe el 90% del pasivo. Su punto de vista será vinculante ya que sin la firma de bancos y cajas el convenio no saldrá adelante.

Plena colaboración

Detinsa solicitó el concurso de acreedores en mayo de 2010, proceso que fue aceptado inmediatamente por el juzgado mercantil número 1 de Madrid. Se nombraron administradores concursales al abogado Francisco Vera y a los economistas Pedro Martín y Luís Pérez.

El viernes su titular, Carlos Nieto, dictó el Auto de finalización de la fase común del concurso al haberse cuantificado las deudas y sus beneficiarios con agilidad gracias a la colaboración de Detinsa. La compañía ya ha presentado la propuesta de convenio y esperan lograr el acuerdo en pocos meses.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad