En la imagen, la nueva tienda DIA & Go.
stop

DIA comunica su intención de cerrar 287 tiendas y tres centros logísticos mientras que los sindicatos se agarran a la opa para rechazar el ERE de la empresa

Madrid, 22 de febrero de 2019 (18:17 CET)

DIA y los sindicatos se han reunido este viernes por primera vez desde que la empresa de supermercados anunciara un ERE tras los malos resultados económicos de 2018. DIA ha comunicado a CCOO, UGT y Fetico su intención de reducir su plantilla en España en unas 2.064 personas y de cerrar varias localizaciones.

Así, el grupo de supermercados planea cerrar 287 tiendas de gestión propia, sin adelantar de cuáles se trata, y tres almacenes. El cierre de los almacenes afectará "a la actividad logística (Manises, Oviedo y San Antonio), personal del resto de almacenes, centros regionales y de sede”, según explican los sindicatos en un comunicado.

Por su parte, estos han aprovechado el momento de incertidumbre que vive DIA para solicitar la retirada del ERE lanzado por la compañía.

CCOO defiende que no es el momento de negociar un expediente de regulación de empleo, puesto que "ni siquiera se sabe quién va a gestionar la empresa dentro de un mes". No obstante, la cadena de supermercados defiende que el ERE es necesario para el futuro económico de la empresa.

Se ha constituido la mesa de negociación del ERE y DIA y sindicatos volverán a reunirse el 4 de marzo

"Con una opa encima de la mesa y una junta de accionistas que en menos de un mes tendrá que decidir entre dos estrategias confrontadas de capitalización, no parece prudente sentarse a hablar sobre despidos o planes de viabilidad. De hecho, podría ser contraproducente", explica CCOO. 

Así, el sindicato defiende que quedan muchas incógnitas por resolver sobre el futuro de la compañía. "No se sabe qué vehículos de inversión financiera se van a utilizar, ni cómo se va a gobernar el proceso de capitalización, tampoco cuáles serán las nuevas posibilidades de inversión", comentan.

Aún así, se ha constituido la mesa de negociación y tienen previsto volver a reunirse el próximo 4 de marzo, cuando todavía no se habrá celebrado la junta de accionistas. DIA ha entregado documentación a los sindicatos que deben revisar, pero estos no descartan movilizaciones para frenar el ERE.

Guerra a cuatro bandas por el control de DIA

DIA se encuentra inmersa en una guerra a cuatro bandas para determinar el futuro de la compañía. Así, están las propuestas del magnate ruso Mikhail Fridman -dueño del 29% de la empresa-, del consejo de administración, de los herederos de Carrefour y de los accionistas minoritarios, conocidos como la Asociación de Accionistas Defensores de DIA. 

Fridman apuesta por una ampliación de 500 millones de euros y ha lanzado una opa por la empresa a 0,67 euros por acción. Por su parte, el consejo de administración apuesta por una ampliación de capital de 600 millones. Ambas ampliaciones se votará en la junta de accionistas el próximo 20 de marzo.

En el caso de los herederos de Carrefour, han firmado un pacto de sindicación de acciones entre Naturinvest, dirigida por Gregoire Bontoux, y Altocapital Inversiones, empresa de Pedro Gómez-Pablos, y su hermano Pablo. Bontoux tiene el 2,9% mientras que los hermanos Gómez-Pablos controlan algo más del 0,3%

Por su parte, la AADD quiere evitar que la compañía acabe en manos del magnate ruso y busca que un inversor español o varios entren en juego.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad