El CEO promete un “plan realista” mientras DIA se hunde más. En la imagen, una tienda de los supermercados Dia en plena reforma.
stop

DIA prolonga las peores pérdidas en bolsa que encaja la red de supermercados. Este martes añade una reducción del 10% a su cotización

Economía Digital

El CEO promete un “plan realista” mientras DIA se hunde más. En la imagen, una tienda de los supermercados Dia en plena reforma.

Madrid, 16 de octubre de 2018 (12:00 CET)

DIA persiste en la caída libre bursátil. Tras perder el 42,11% en bolsa durante la jornada del lunes, la cadena de supermercados prolonga las pérdidas en los mercados. Este martes, el desplome ha llegado casi el -17%. Se sitúa en mínimos históricos por debajo del euro por título. 

La empresa abrió este martes en un contexto de mercados en positivo. Ello le dio un respiro, pero fue breve. Tras un avance del 0,5% rápidamente pasó a caer.

A lo largo de la jornada, y al momento de cierre de este artículo, las caídas oscilan entre el -4% y el -7%. La empresa, que tiene al magnate ruso Mikhail Fridman como principal accionista con el 29% de la participación, pierde el 77,5% en lo que va de año. Y un 65% desde que salió en bolsa en julio de 2011.

Lunes negro

En 24 horas, la cadena de supermercados vivió una caída del 42,11% en bolsa, la dimisión de su presidenta Ana María Llopis y la anulación del reparto de dividendo para sus inversores. ¿El motivo? Las previsiones de JP Morgan para el grupo. El banco de inversión redujo el precio objetivo de DIA en un 19%. Comenzó la caída libre.

JP Morgan anticipó una nueva reducción de las ventas por la devaluación de las monedas de Argentina y Brasil y rebajó el precio de la acción de 2,1 a 1,70 euros.  

La propia cadena de supermercados envió después un hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) con las nuevas estimaciones. Estas reflejan el deterioro de un -40% del ebitda ajustado, hasta los entre 350 y 400 millones de euros, frente a los 568 millones de 2017.

Previsiones de futuro

Como consecuencia del proceso de revisión de las estimaciones del cierre financiero de 2018, la compañía considera que deben incorporarse determinados ajustes a los estados financieros consolidados correspondientes al ejercicio 2017, que se estima podrían tener un efecto patrimonial negativo por un importe aproximado de 70 millones de euros.

Una vez se finalice el proceso de validación y confirmación de dicho importe, la compañía de supermercados procederá, en la formulación de las cuentas anuales de 2018, a reexpresar las cifras de 2017, que se presentan a efectos comparativos.

Hemeroteca

IBEX Bolsa Supermercados
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad