Los análisis del proveedor de aceite de Mercadona contradicen a la OCU. Foto: CC0

Dos análisis del aceite de Mercadona contradicen a la OCU

stop

Un fabricante de Hacendado dispone de dos análisis de laboratorio contrarios a las conclusiones de OCU

Madrid, 27 de octubre de 2018 (04:55 CET)

El proveedor de aceite de oliva de Mercadona, Sovena, ha elaborado dos pruebas de laboratorio que contradicen los resultados de la OCU, que acusa de fraude al aceite virgen extra de Hacendado.

El aceite de oliva virgen extra Hacendado (en envase de plástico) ha sido incluido en la lista de 20 marcas que cometen un fraude masivo, según la OCU.

Pero tanto Mercadona como el fabricante Sovena han presentado los resultados de dos pruebas de laboratorios certificados que acreditan que el aceite Hacendado virgen extra sí es merecedor de esa categoría, según lo determinado por los paneles de catadores de esos laboratorios.

Sovena era el distribuidor exclusivo de Mercadona hasta hace dos años. Ahora, es un proveedor más, ya que la cadena de supermercados también vende otra marca que ocupó el primer lugar en el estudio de la OCU: Oleoestepa.

La compañía explica que cuenta con dos informes de laboratorios especializados con resultados diametralmente opuestos a los que obtuvo la OCU con su estudio.

Los informes encargados por la OCU para el análisis de los aceites arrojó resultados correctos en términos de calidad (acidez, peróxidos, etc) y pureza (que determina si hay mezcla con otros aceites). Pero arrojó resultados negativos en las catas, un procedimiento llevado a cabo por expertos catadores, pero que está repleto de subjetividades.

Eroski realizó tres análisis

Mercadona no ha sido la única cadena de supermercados afectada por el reciente estudio de la OCU. Los aceites virgen extra de Eroski, fabricados por Acesur, han aprobado en tres ocasiones las pruebas de laboratorios certificados, según ha explicado la cadena de supermercados.

Los responsables de Eroski han asegurado a este medio que no otorgan ningún tipo de credibilidad al último estudio de la OCU que ha generado polémica y que ha presentado varias irregularidades durante su elaboración, según el supermercado.

Eroski aseguró que continuará trabajando con el fabricante y descartó tomar una medidas en contra del productor, como ya habían hecho algunas cadenas de supermercado en 2012 con un estudio similar en el que acusaba a los fabricantes de aceite español de fraude.

Eroski asegura que exige a sus fabricantes realizar pruebas de laboratorio antes de etiquetar el aceite como virgen extra, una categoría comercial que viene determinada por un grupo de catadores profesionales.

Las marcas fabricantes afectadas por el informe de la OCU y las cadenas de supermercados temen una caída de ventas por la repercusión del último estudio de la OCU, que vuelve a suscitar polémicas por su metodología.

Al menos seis patronales han criticado los estudios de la OCU. Sospechan que la organización aplica metodologías poco rigurosas, incluso descabelladas, para favorecer o perjudicar a algunas marcas.

Uno de los casos más polémicos ha sido el de la crema Cien de Lidl, de 3 euros, que ganó el estudio de cremas  de la OCU hace dos años. Los representantes de los laboratorios terminaron reconociendo en los tribunales que la crema de Lidl no era la mejor, tal como había promocionado la OCU en un estudio que terminó por disparar las ventas de la crema de Lidl.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad