EEUU impone una multa de 70 millones a la japonesa Takata por vender airbags defectuosos

stop

La medida llega pocos días después de que Honda retirara del mercado más de 500 furgonetas tras comprobar que los airbags explotaban con demasiada fuerza

La compañía nipona Takata se enfrenta a una multa millonaria en EEUU

EEUU, 03 de noviembre de 2015 (20:39 CET)

Malos tiempos para el sector del motor. Al dieselgate de Volkswagen se suma, ahora, el escándalo de los airbags defectuosos de la compañía japonesa Takata.

Hace apenas unos días Honda anunciaba la retirada del mercado, de forma voluntaria, de más de 500 furgonetas tras comprobar que los airbags explotaban con demasiada fuerza. Y, ahora, los reguladores estadounidenses han decidido ir un paso más allá. Multarán a Takata con 70 millones de dólares. 

La Administración Nacional para la Seguridad del Tránsito en las Carreteras (NHTSA) ha dado a conocer este martes la sanción. Mientras, por su parte, la compañía nipona se compromete a pagar la multa en seis plazos y en cinco años. La NHTS podría aumentar la sanción en hasta 130 millones de dólares más si Takata no cumple con el acuerdo alcanzado. 

Un error mortal 


El problema principal que presentaban estos airbags es que, al inflarse con demasiada fuerza, llegaban a arrojar fragmentos a los pasajeros si se producía un choque, causando ocho muertes y más de un centenar de heridos en todo el mundo. 

De momento, 23,4 millones airbags se han retirado de 19,2 millones de vehículos vendidos en Estados Unidos. Takata, mientras acata esta millonaria sanción, se enfrenta en paralelo a cientos de demandas y a una investigación penal por parte del Departamento de Justicia de EEUU.

 

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad