El abogado del SEPLA en Iberia, cuestionado por su propio bufete

stop

AVIACIÓN

El abogado del SEPLA, Ignacio Gordillo | EFE

21 de diciembre de 2012 (00:38 CET)

La estrategia de los pilotos de Iberia para desgastar la cúpula de la compañía hace aguas en el sínodo encargado de sustanciarla. La principal arma del Sindicato de Pilotos de Aerolíneas Españolas (SEPLA) para fortalecer su posición en la negociación sobre la reestructuración de la compañía era una querella contra el presidente, Antonio Vázquez, y el consejero delegado, Rafael Sánchez-Lozano.

El colectivo profesional, que continúa enrocado en sus privilegios salariales a pesar de que el 93% de la plantilla ha firmado un preacuerdo con Iberia, quería desgastar a la alta dirección en los juzgados. Para ello, su abogado, Ignacio Gordillo, había ideado una querella en la que se denunciaría la presunta mala praxis en la gestión de Vázquez y Sánchez-Lozano. Los argumentos esenciales serían la caída en pérdidas y la reducción sustancial del número de rutas.

Difamaciones

En esencia, los pilotos querían llevar a la plaza judicial la teoría del vaciamiento de Iberia a favor de su socia en International Airlines Group, British Airways. El movimiento legal se esperaba para este lunes, pero aún no se ha producido y difícilmente llegará a las manos del juez sin causar división en el seno del despacho penalista del que es socio Gordillo: el reputado bufete madrileño Martínez-Echevarria.

El argumento es que no existen evidencias con consistencia legal que respalden las teorías de los pilotos. De este modo, en Martínez-Echevarria entienden que introducir esa querella podría dar pie a un delito por difamaciones que se giraría en contra del despacho en un momento delicado para la reputación de la firma.

Escándalo electoral


Gordillo está lidiando con una semana compleja. Mientras, según fuentes internas del propio despacho, “da largas al SEPLA”, que pide explicaciones sobre el retraso en su estrategia, el letrado se defiende de las acusaciones de manipulación en las elecciones al Ilustre Colegio de Abogados de Madrid (ICAM). El abogado de los pilotos es la cabeza visible de la candidatura de Sonia Gumpert, acusada por los aspirantes opositores de manipular el resultado. Éstos quieren demostrar, con testigos y pruebas documentales, como correos electrónicos, el presunto fraude.

La implicación es estrecha: la rueda de prensa en la que Gumpert se defendió acusando, precisamente de difamaciones, a sus contrincantes se celebró en la sede capitalina de Martínez-Echevarria. En esa cita con los informadores, Gordillo llevaba la voz cantante, según el consenso de los periodistas asistentes, además de lucir mala cara. Pocos días antes, el letrado contratado por los pilotos copaba minutos de radio asegurando que sus clientes estaban dispuestos “a rebajarse el sueldo el 51% con tal de salvar a Iberia”.

Campaña de imagen


La campaña de imagen favorable al SEPLA es otra de las patas de la estrategia. El mismo día que Gordillo daba a conocer esta propuesta, el resto de sindicatos de Iberia firmaban un preacuerdo por el cual dos de cada tres salidas de la aerolínea vinculadas al plan de transformación –como lo define la propia compañía— se producirán a través de prejubilaciones, amén de otras fórmulas como bajas incentivadas o recolocaciones.

Aunque pilotos y aerolínea se emplazaron la pasada semana para tratar la predisposición a cercenarse parte de la retribución, ambas partes aún no se han sentado alrededor de la mesa negociadora. Iberia comunicaba este mismo jueves que los representantes del SEPLA hacen oídos sordos al diálogo a menos que se les garanticen ventajas salariales respecto a sus compañeros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad