El presidente de Seat, Luca de Meo (c), atiende a la prensa durante la presentación del Seat Arona. EFE

El Arona da a Seat el mejor año de su historia

stop

El fabricante español alcanza las 517.600 unidades vendidas y rompe el récord establecido en el 2000, cuando comercializó 514.800 coches

Carles Huguet

Economía Digital

El presidente de Seat, Luca de Meo (c), atiende a la prensa durante la presentación del Seat Arona. EFE

Barcelona, 08 de enero de 2019 (15:48 CET)

Seat cierra el mejor ejercicio de su historia. El fabricante batió trimestre a trimestre sus mayores cifras de ventas para terminar 2018 habiendo vendido hasta 517.600 vehículos; más que los 514.800 coches puestos en circulación en el año 2000. El impulso, del 10,5% frente a 2017, llega gracias a un modelo: el Seat Arona, lanzado a finales de la temporada anterior y que completó su primer año completo en el mercado.

El pequeño de los SUV de la empresa con sede en Martorell (Barcelona) vendió 98.900 unidades para erigirse en el tercero con más éxito de la compañía presidida por Luca de Meo.

Volvieron a copar las primeras posiciones el Seat León y el Seat Ibiza, aunque ambos mostraron síntomas de agotamiento. El primero, a las puertas de su renovación, es el favorito de los clientes con 158.300 unidades vendidas, el 6,8% menos. Mientras, las entregas de su hermano menor cayeron el 10,7% hasta los 136.100 automóviles.

Las ventas de Cupra crecieron el 40% en 2018

El cuarto modelo de volumen de la filial de Volkswagen AG fue el Seat Ateca, que en 2017 protagonizó el crecimiento de la marca con un caso similar al del Arona. Las ventas alcanzaron las 78.200 unidades, un descenso del 0,6%.

“El récord de ventas certifica el éxito de nuestra estrategia  y de los modelos de la ofensiva de producto que arrancamos en 2016, por segundo año hemos obtenido un crecimiento de dos dígitos”, celebró Luca de Meo. “Somos una de las marcas que más crece en Europa”, añadió Wayne Griffiths, vicepresidente comercial.

Al abanico de modelos tradicional se une un crecimiento del 40% de la marca Cupra, tal y como avanzó Economía Digital. La división de alta gama de Seat logró vender 14.300 unidades en 2018, el año de su lanzamiento, tras una agresiva campaña de marketing y pese a contar con un solo vehículo, el Cupra León.

Seat: un récord agridulce

A pesar de obtener los mejores resultados de su historia, la felicidad no es completa en Seat. La razón: las ventas pudieron ser mayores de no ser por la escasez de motores procedentes de Volkswagen que cumplieran con la normativa WLTP, que entró en vigor en septiembre. La compañía tuvo que cerrar la fábrica de Martorell durante varios días a lo largo de la segunda mitad del año, con lo que la comercialización --también debido a que se adelantaron las ventas con los anteriores propulsores-- cayó el 16,8% en octubre y el 23,1% en diciembre. 

“Este descenso se explica por el fuerte crecimiento de las ventas antes de la entrada en vigor de la norma WLTP”, justificaba la compañía hace semanas.

De este modo, las cifras anuaes, se cierran con las previsiones marcadas antes de comenzar el año. El impacto de la ley de emisiones WLTP acabó, eso sí, con el crecimiento extraordinario que se obtuvo a lo largo del ejercicio.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad