El Barça ficha barato gracias a la venta de jugadores

stop

MERCADO DE VERANO

Sandro Rosell y Pep Guardiola

31 de agosto de 2011 (18:24 CET)

El Barça de Sandro Rosell y Josep Guardiola inicia una temporada con una situación deportiva inmejorable y una gestión económica del equipo que para sí querrían la mayoría de grandes clubs europeos. Con apenas un gasto neto de 34,75 millones de euros, los blaugrana se permiten el lujo de incorporar a dos grandes jugadores de calibre internacional como Alexis Sánchez y Cesc Fàbregas.

Las dos estrellas no son las únicas incorporaciones a la escuadra que dirige Guardiola. Andreu Fontàs, un fornido defensa central, y Thiago Alcantara, el hijo de Mazinho que juega como centrocampista, también forman parte de la plantilla principal del club. Ambos proceden del filial de segunda división por lo que su ascenso no presenta coste alguno para las arcas de club.

El extremo Alexis Sánchez procede del Udinese, equipo con el que el club catalán ha contraído un compromiso de pago de entre 26 y 37,5 millones si se cumplieran las cláusulas sobre objetivos e incentivos que se han suscrito. El Barça abonará al Arsenal por Cesc 29 millones. A esa cifra para recuperar al centrocampista catalán de la Premier League hay que sumarle otros 5 millones que el propio futbolista ha decidido poner de su bolsillo y otro 5 millones en concepto de incentivos.

Para hacer frente a todos esos pagos, Rosell y su directiva cuentan con ingresos procedentes también del mercado estival de jugadores, que se cierra hoy. Así, la venta de Bojan Kirkic a la Roma supone un ingreso de 12 millones de euros. Esta es una alambicada operación, puesto que el Barça estará obligado a recomprarlo dentro de dos temporadas por 13 millones. Si la Roma decidiese entonces retener al jugador y mantenerle en la estructura del club italiano debería abonar 40 millones de euros.

La institución futbolística de Barcelona ha ingresado otros 3,75 millones de euros por la venta de Jeffren Suárez al Sporting de Portugal y otros 3 millones del Sevilla, que se ha hecho con los servicios de Martín Cáceres. En ambos casos también existen cláusulas por incentivos que pueden hacer variar el precio al que se dije la operación.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad