El beneficio empresarial, sometido a las materias primas

stop

DUPLICAN LOS COSTES

El algodón, una de las materias prima más vendidas por Brasil

15 de septiembre de 2011 (13:19 CET)

Más de la mitad de las empresas europeas (62%) se mantiene al margen de los mercados y carecen de herramientas para hacer frente a la volatilidad de las materias primas (commodities), que puede disparar los costes de producción.

La frenética evolución del precio de las mercancías genera “un impacto negativo de entre el 50% y el 70% del beneficio final de las compañías” que no se han cubierto previamente las espaldas, según el vicepresidente para Catalunya de la Asociación de Directivos de Compra (AERCE), Miguel Benítez.

Las fluctuaciones de algunos productos, particularmente los agroalimentarios o los plásticos, pueden encarecer los costes de las empresas entre el 50% y el 100%. Sin embargo, sólo el 30% de las compañías europeas analiza sistemáticamente su evolución y su impacto, no sólo de los componentes de sus productos --aspecto más cuidado--, sino en aspectos intermedios como el transporte o el embalaje.

Estas son las principales conclusiones del primer estudio que pone negro sobre blanco la realidad de los hábitos de compra de las compañías europeas, el Informe 2011 de Gestión de Riesgos en la Compra de Commodities, que ha recopilado las respuestas de 200 ejecutivos internacionales.

“En mercados con una volatilidad tan alta, es esencial que se negocie en el momento adecuado cada producto para que la empresa no tenga que asumir costes innecesarios”, explica el director de compras de Damm, Eduard Temas. Pero apenas el 24% de las compañías tiene en cuenta la evolución de los índices y más de la mitad renegocia sus precios con una periodicidad fija.

Autoprotección

Las grandes corporaciones disponen de herramientas para corregir la volatilidad de las materias primas que compran. Sobre todo entran en acción los productos financieros como coberturas de precio en el mercado de futuros o el cruce de divisas. Recientemente, Vueling, aprovechando la debilidad del dólar, cubrió sus necesidades de esa moneda para los próximos años garantizándose la compra de crudo a un menor coste.

Las pymes también pueden protegerse de las fluctuaciones de los mercados, según la AERCE, “incluso sin utilizar instrumentos financieros”. Para este tipo de empresas es útil seguir la evolución de precios para decidir el momento de la compra.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad