El centro más conflictivo de Masajes a 1000 en Barcelona echa el cierre

stop

El establecimiento baja la persiana tras recibir varias críticas por impagos a ex trabajadores

El centro de Masajes a 1000 de la calle Mallorca de Barcelona / ED

21 de noviembre de 2014 (21:18 CET)

El centro más conflictivo de la cadena Masajes a 1000 en Barcelona ha echado el cierre después de que varios ex trabajadores acusaran a la compañía de impagos e irregularidades en los contratos estivales.

El establecimiento, ubicado en la calle Mallorca de la capital, ha bajado la persiana. Y, según explican otros franquiciados, de forma definitiva, aunque se especula que podría abrirse un nuevo centro de Masajes a 1000 cerca del que ha echado el cierre. Llama la atención que este centro haya cesado su actividad poco después de festejar, con alfombra roja incluida, su 18 aniversario.

Protestas en la calle


En los meses e incluso días previos al cierre de este conflictivo establecimiento, algunos ex empleados se agolpaban a las puertas con carteles y pancartas que evidenciaban un conflicto laboral. Algunos de ellos, con los que ha hablado Economía Digital, insisten en que se les había prometido una contratación que nunca se produjo, así que decidieron marcharse después de comprobar que no iban a recibir los sueldos correspondientes.

Denisa Marín trabajó para la compañía entre el 25 de junio y el 2 de septiembre. No obstante, explica con indignación, jamás le dieron de alta. “Me fui porque ni me presentaron un contrato que firmar ni cobré nada durante el tiempo que estuve en la empresa”, subraya. Esta ex trabajadora y otras compañeras que se han visto en una situación similar se han puesto en manos de abogados para recuperar el dinero que la compañía les adeuda.

Otros franquiciados


Además de este espacio en el centro de Barcelona, la cadena cuenta con otros dos establecimientos en la provincia, uno en la calle Huelva de la capital y otro en Sitges.

Sin embargo, los responsables de estas franquicias aseguran que tienen una gestión independiente. “Trabajamos bajo la enseña de Express Spa que aunque forma parte de Masajes a 1000 tiene unas tarifas diferentes y un modelo de negocio propio”, subrayan.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad