El Cercle d'Economia: “Los recortes son condición necesaria”

stop

NUEVO ANÁLISIS

Piqué en el Cercle d'Economia

17 de octubre de 2011 (14:27 CET)

Desendeudamiento y reformas para ganar competitividad. Esta es la receta que genéricamente da el Cercle d'Economia a los políticos para superar la actual coyuntura económica.

El presidente de la entidad, Josep Piqué, ha hecho una defensa “necesaria” del “control presupuestario”, como se ha referido a los tijeretazos que ya se están dando en Catalunya y que, previsiblemente, se impondrán con carácter general tras las elecciones del 20N, para generar confianza. “El problema de nuestra deuda no es su volumen, sino la hipótesis de que no la podremos pagar”, ha dicho.

Sin embargo, las medidas restrictivas asociadas a la contención del gasto público conllevan, también a juicio del Cercle, efectos de contracción de la economía. Así que los integrantes del lobby catalán --que hoy han hablado por boca del ex ministro-- echan de menos medidas de estímulo. Es decir, las reformas fiscal, financiera y laboral que aún están pendientes, deberían acelerarse. “No creemos que la economía deba crecer con políticas expansivas, ya se ha hecho y no han conducido a ninguna parte”, ha dicho Piqué en referencia al Plan E del presidente Zapatero.

La reformas de Piqué

Descartado Keynes, cabía preguntar si el Cercle crítica veladamente a los gobiernos que más tiempo llevan recortando prestaciones sin aplicar ninguna medida de estímulo. Dentro de su ámbito compentencial, ¿la Generalitat ha hecho todo lo que ha podido para animar ese crecimiento, a juicio del Cercle? “Es un gobierno que apenas lleva un año. Hay que darle tiempo, como habrá que dárselo al que surja del 20N”, ha contestado rotundo Piqué a preguntas de Economía Digital.

Nuevamente, el Cercle se ha mostrado políticamente correcto y ha eludido pronunciarse sobre cuestiones que planean sobre la campaña electoral, como el pacto fiscal que reclama Artur Mas precisamente para lograr más recursos para Catalunya, según el discurso oficial de CiU. Piqué tampoco se ha mojado sobre su futuro político: “tengo mucho trabajo...” Y sin intención alguna de salirse del carril, ha vuelto al discurso del Cercle una y otra vez: “Rigor y reformas para ganar competitividad”.

Mantener el estado del bienestar

Tijeretazos sí, pero no como se están aplicando hasta ahora. El Cercle opina que la reforma del bienestar “no puede consistir en un recorte lineal de prestaciones, ajeno a un orden de prioridades debidamente ponderado”. Piqué postula que para empezar es necesario “evitar los abusos en las prestaciones” y además “revisar cómo se prestan estos servicios”. Sus propuestas generales van encaminadas a “dar consistencia al sistema frente a cualquier eventualidad”. El Cercle recuerda que garantizar el Estado del Bienestar “está en su ADN”.

Más integración


Si durante todo el encuentro con los periodistas para presentar estas reflexiones, Piqué ha eludido entrar en detalles para no abordar el campo político, en sus propuestas relativas a Europa, tampoco el Cercle ha sido muy concreto. A pesar de que no hay elecciones a la vista en el europarlamento, no ha concretado cómo avanzar hacia un gobierno político y económico común. “Debemos profundizar en una Europa confederal” asegura sin detallar cómo alcanzar la meta. “La respuesta a la crisis hasta ahora ha sido insuficiente”, por lo que avanzar hacia una unión económica no es una opción, “sino una exigencia”, ha remachado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad