El Cercle d’Economia sustituirá a Alemany el 3 de mayo próximo

stop

La junta directiva del foro de opinión barcelonés convoca elecciones para sustituir al actual presidente

15 de febrero de 2011 (00:28 CET)

Salvador Alemany ha comunicado a la junta directiva del Cercle d’Economia que adelanta su retirada como presidente de la entidad. ¿La razón? El presidente de Abertis, compañía concesionaria de autopistas y explotadora de otras infraestructuras, sufre acumulación de cargos, algunos poco compatibles entre sí. El último de todos ellos es la presidencia del Carec, un órgano consultivo del Govern de la Generalitat cuya finalidad es asesorar al Ejecutivo de Artur Mas en las políticas necesarias para intentar abandonar la crisis.

Con la designación de Alemany para liderar el Carec, el Cercle se ha visto obligado a adelantar el proceso electoral que celebra cada tres años. En la reunión de la tarde del lunes, el actual presidente ha informado de su decisión y ha precipitado unas elecciones que tendrán lugar el 3 de mayo próximo, dando cumplimiento a los requerimientos estatutarios propios de la entidad.

Josep Piqué se perfila como el sucesor natural de Alemany. Como avanzó Economía Digital, el presidente de Vueling ya ocupó la presidencia del Cercle d’Economia justo poco antes de que José María Aznar le nombrara ministro en su primer gobierno. Piqué no sólo está dispuesto a volver a la presidencia, sino que reúne además la condición de vicepresidente, un perfil que en la liturgia del foro de opinión barcelonés ha sido casi siempre una condición indispensable para ocupar el liderazgo. También son vicepresidentes Josep Oliu (Banc Sabadell), el catedrático Antón Costas y Artur Carulla (Agrolimen).

Descartes

Oliu ha hecho saber a la junta directiva que en los momentos actuales de reordenación del sector financiero español prefiere no figurar en ese cargo. Carulla, por su parte, se ha visto envuelto en un escándalo de fraude fiscal que afecta a su grupo empresarial familiar y cuyas investigaciones han comenzado recientemente. Jamás en la historia del Cercle un representante del sector académico ha ocupado la máxima distinción, lo que invalidaría también a Costas.

Únicamente Ángel Simón, de Agbar, habría mostrado interés en el cargo, aunque no cumple con el requisito de ser vicepresidente.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad