El Club Financiero Génova reestructura su cúpula directiva

stop

CAMBIO DE MODELO

El Club Financiero Génova tiene su sede en el ático del Centro Colón de Madrid

11 de junio de 2012 (20:41 CET)

Soplan nuevos vientos en el Club Financiero Génova. El que ha sido el punto de encuentro de la clase empresarial, política y financiera de la capital está pasando por momentos de angustia, desde el punto de vista económico.

El club privado, que posee más de 800 socios todos ellos de la élite empresarial de la capital, ha decidido reestructurar su cúpula directiva. Para ello, la junta directiva decidió despedir al director adjunto, Antonio del la Rosa, porque “había duplicidad de funciones con la actual directora general”, ha asegurado a Economía Digital su presidente, Juan pablo Lázaro.

Pero ese no era el único problema. Las cuentas seguían sin cuadrar y la compañía ha tenido que hacer un proceso de reestructuración de personal en el que también fue incluido el responsable de marketing. Tanto las funciones de De la Rosa como de marketing han ido a parar a la actual directora general del club, Arrate Oromí, que llegó a la dirección en el otoño pasado.

Otros trabajadores


El capítulo de despidos no se quedó solo en la cúpula directiva sino que también se llevó a puestos de menor responsabilidad, sobre todo a base de prejubilaciones, que han dejado la plantilla del Club Financiero Génova en 48 personas.

Además, estas medidas han hecho que la asociación elitista se ahorre 100.000 euros anuales en salarios. Estas medidas serán uno de los pilares de la próxima asamblea de socios del club que se llevará a cabo el próximo día 25.

Refinanciación de deuda


Otro de los asuntos que se tratará en la asamblea de socios del club es la refinanciación de la deuda. La directiva sigue trabajando en el proceso que ya comenzó en su momento el expresidente del club, Juan Antonio Sagardoy, con el Banc Sabadell.

El objetivo de la asociación es conseguir refinanciar la deuda a corto con varias entidades financieras para tenerla a largo plazo y, de esa manera, tener garantizadas las necesidades de tesorería.

Socios descontentos


Esta decisión de la junta directiva de deshacerse de los servicios de De la Rosa ha sembrado la duda en algunos de los socios del Club Financiero Génova. “Escucharemos a los socios que no estén de acuerdo y trataremos de exponerle la situación actual del club y por qué se ha tomado esta decisión”, ha afirmado Lázaro.

Hasta la fecha, De la Rosa era la única persona que gestionaba las compras de restauración, principal negocio del club. A partir de ahora, se ha instaurado un nuevo modelo con la supervisión de dos personas con “aras de ser más transparentes y mejorar la gestión”.

Reducción de precios

El nuevo modelo de gestión a la hora de realizar las compras de restauración ha hecho que se reduzcan los costes. Gracias a ello, el Club Financiero Génova ha reducido un 12% los precios de restauración ofrecidos al socio. “Lo hemos hecho sin reducir la calidad de nuestros productos”, ha asegurado Lázaro.

Otra medida adoptada por la asociación es ampliar el horario por la mañana desde las 08.00 horas del día. Según su presidente, el Club Financiero Génova quiere competir de tú a tú con las jornadas de los hoteles y los desayunos informativos de Nueva Economía Fórum.

Además, esta ágora de poderosos madrileños, lugar de reuniones donde se han realizado muchas negociaciones empresariales, cumple en 2012 su 40 aniversario y para ello celebrará en otoño un acto que presidirán los Príncipes de Asturias. También en esa época del año, el club otorgará el premio a mejor empresario del año a Isidoro Álvarez, presidente de El Corte Inglés, y muy cercano al Club Financiero Génova.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad