El comercio electrónico empieza a tributar el IVA del país del comprador

stop

Los internautas españoles consideran que el cambio propiciado por la UE supondrá un incremento del precio en las compras digitales

Imagen de un prototipo de Amazon para repartir las compras

Madrid, 31 de diciembre de 2015 (18:33 CET)

Con el cambio de año el IVA que se aplique a las compras de productos por comercio electrónico será el del país de origen del comprador. Es decir, los compradores españoles pagarán un IVA del 21% en sus adquisiciones con independencia de cuál sea el lugar en el que reside la empresa vendedora, como sucedía hasta ahora.

La Asociación de Internautas se ha apresurado a señalar que el cambio normativo aplicado en virtud de las leyes de la Unión Europea tendrá como consecuencia un encarecimiento de las compras digitales a partir del 1 de enero.

Tasa Amazon


De manera informal, la directiva ha sido bautizada como "Tasa Amazon". De hecho, el gigante del comercio electrónico estadounidense será uno de los más afectados. Los efectos se notarán en especial en los libros digitales. También afecta a las aplicaciones para móviles, contenidos DLC, juegos digitales, música o servicios de alojamiento web, entre otros bienes.

Amazon comercializaba sus libros digitales con un IVA reducido del 3%. Ése es el tipo de gravamen establecido para este tipo de bienes en Luxemburgo, donde la empresa tiene su sede fiscal. Ahora este impuesto para los ebooks que se compren desde España se elevará al 21%, que es el tipo de impuesto sobre el valor añadido aplicable en España a esta categoría de productos. En el caso de las aplicaciones de Amazon o Apple, se cobraban en Luxemburgo con IVA general del 15%, que pasará ahora a ser también del 21 % para los españoles.

El fin de la competencia tributaria desleal


Traducido a coste, una app con un precio típico de 0,89 euros subirá hasta 0,93 euros, explica la asociación. Con la nueva normativa, el IVA recaudado "ya no irá a parar al país donde está la sede de la empresa, sino al país donde reside el comprador".

La Comisión Europea, que defiende la medida para acabar con la competencia desleal, espera que se recauden 3.000 millones de euros adicionales de IVA en 2015 dentro de los estados miembros. El país más afectado en términos de cuentas públicas será Luxemburgo, que dejará de recaudar más de 1.000 millones de euros anuales de IVA que se llevaba de los ebooks o apps para móviles vendidos por Amazon o Apple que irán a las arcas de los países miembros.

En opinión de expertos fiscalistas, la medida es positiva: contribuirá a resolver las ventajas que las grandes multinacionales tienen al establecerse en países con impuestos más bajos. Otros critican que el asegurarse de cuál es el domicilio de cada cliente conlleva un gasto de recursos adicional que puede ser una carga importante para las pequeñas empresas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad