El Congreso aprobará la ley de la segunda oportunidad en marzo

stop

IMPULSO A LOS EMPRENDEDORES

Un empleado de la construcción

en Barcelona, 20 de febrero de 2015 (21:26 CET)

En las próximas tres semanas se aprobará en el Congreso la ley de la segunda oportunidad para autónomos que tiene el amparo del FMI. La ley afectará a los autónomos que lleven su empresa a concurso de acreedores: si consiguen demostrar que durante tres años no han podido hacer frente a la deuda, quedarán exentos de pago.

Numintec y Pimec se han reunido con el Gobierno para poner en marcha la Ley de la Segunda Oportunidad para pymes y autónomos que fracasan en su primer negocio. Ambos luchan por la reincorporación laboral del colectivo emprendedor e impulsan programas de motivación y asesoramiento financiero gratuito a los autónomos que lo soliciten.   

La economía sumergida como alternativa a la quiebra

Desde que empezó la crisis, crece el número de empresarios que necesitan este impulso socioeconómico para reiniciar su actividad.

Elisabeth Alba tiene 42 años y es diseñadora de joyas desde 1992. En 2005 decidió abrir su propio negocio en Barcelona y cosechó clientes fieles que le duraron más de cinco años. En 2011 se vio obligada a cerrar la tienda debido a la crisis. Pero continuó trabajando de forma irregular desde casa para un par de clientes.

Gracias al programa Emmpersona de la Fundación Pimec, Alba pudo reincorporarse a la actividad laboral en menos de un año y medio. Hace unas semanas volvió a abrir su local en Sabadell (Barcelona) y en vistas de reemprender su actividad como autónoma de nuevo. "Pimec me ofreció programas de personal branding para ayudarme a volver a emprender mi idea de negocio", explica Alba. Según José María Torres, director ejecutivo de Numintec, "si a un empresario no le dejas sobrevivir, contribuyes a la economía sumergida".

La crisis de la construcción

Otro caso similar es el de Sergio Costa, de 36 años y técnico de obras. Se quedó en paro al en plena burbuja inmobiliaria en 2014. A través del mismo programa ha conseguido asesoramiento económico-financiero y ahora trabaja para montar una empresa de reformas. "Pimec me ha facilitado cursos para valorar mi plan empresarial y gestionar mi propia empresa". Ramón Vila, director de la Fundación Pimec, asegura que después del éxito del cortometraje, El Corredor, Pimec ha intervenido en más de 700 casos similares a los anteriores para que puedan emprender su proyecto.

"En España falta una ley que conceda una segunda oportunidad que permita empezar de nuevo a los que fracasan en su primer proyecto emprendedor", asegura Vila. Según Torres, "en Estados Unidos cuantos más fracasos empresariales tengas, más se premia tu espíritu emprendedor. En cambio, en España si tu empresa quiebra te persigue la deuda a ti y a tus herederos durante toda la vida."

La realidad supera a la ficción de El Corredor

El cortometraje basado en un caso real, cuenta con el apoyo y la producción de Numintec y la Fundación Pimec. La historia recoge el testimonio de un empresario que se ve obligado a cerrar su compañía. En consecuencia, no le queda más remedio que despedir a 300 empleados. Cinco años después, un día cualquiera en el que sale a correr se vuelve a encontrar con uno de sus antiguos trabajadores.

Después de ganar el premio Gaudí al mejor cortometraje, el Seminci al mejor corto europeo en el festival de Valladolid, nominado a los premios EFA (European Film Award), ganador del premio del Colegio de Directores de Cine de Cataluña, ahora figura entre los diez finalistas para el mejor corto del mundo. El premiado cortometraje dirigido por José Luis Montesinos se abre camino hacia los premios más importantes del panorama cinematográfico en España, los Goya del 2016. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad