El consejero delegado de Menéame abandona con autocrítica

stop

Ricardo Galli seguirá vinculado como asesor, pero entrega a Daniel Seijo el control de la compañía

Madrid, 01 de febrero de 2016 (21:09 CET)

El consejero delegado de Menéame dice adiós. Ricardo Galli dejado su puesto tras diez años en manos de Daniel Seijo.

"En estos diez años hemos tenido muchos aciertos pero también fallos importantes, entre ellos el no saber generar ingresos y crecimiento de negocio acorde con la importancia y número de visitas de Meneame. Esta situación sumada al cansancio --normal luego de diez años muy intensos-- hizo que tomase la decisión de dejar mis responsabilidades", señaló el propio Galli en el blog de Menéame.

Tras meses de negociaciones, Galli cede "una parte importante del 42% de sus participaciones" de manera que Seijo y Remo --que ya se encargaba de la gestión y asesoría contable-- ahora controlarán la compañía.

Varios motivos

Sin embargo, Galli no se desvincula totalmente de la que ha sido su casa durante una década."Seguiré ligado como asesor y consejero para ayudar en lo posible para que Menéame siga siendo lo que es en sus mejores aspectos", matizó.

Galli también subrayó que ha tomado esta decisión por varias razones. "Algunas de ellas --las más personales-- las comentaré a su debido tiempo, pero había otras causas objetivas: no podía dedicarle el tiempo que se merecía y necesitaba un impulso con gente e ideas nuevas", añadió.

Empieza una nueva etapa en Menéame sin Galli al frente, pero sí en el backstage.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad