En la imagen, el centro comercial de El Corte Inglés en Marineda City (A Coruña).
stop

El gigante de moda español ha sellado un acuerdo con Secoo en Asia para vender allí sus marcas infantiles

Barcelona, 03 de agosto de 2019 (10:47 CET)

El gigante de la moda español, El Corte Inglés, con dificultades para hacer rentables muchos de sus centros comerciales, ha alcanzado un acuerdo con Secoo para comercializar sus marcas de ropa infantil Tizas, Brotes y Cotton Juice en el mercado asiático. 

Con el acuerdo alcanzado con Secoo, el marketplace de lujo más importante de Asia, la empresa se ha fijado el objetivo de vender a través de su plataforma sus tres marcas más importantes dirigidas específicamente a niños. 

La alianza, ya en marcha, contempla la posibilidad de incorporar otras marcas de moda a Secoo en el futuro, en línea con el acuerdo anunciado por El Corte Inglés y Aliexpress el pasado junio, para la comercialización de siete marcas propias del grupo español en la plataforma de Alibaba: Green Coast, Easy Wear, Fórmula Joven, Boomerang, Mountain Pro y Freestyle, además de Unit.

Una alianza estratégica

Con la elección de esta plataforma, El Corte Inglés vuelve a mirar a Asia de cara a ampliar su internacionalización, hasta ahora muy centrada en Latinoamérica, donde se concentran sus filiales de informática, seguros y viajes.

La otra gran línea de desarrollo de negocio en el mercado exterior han sido las alianzas con distribuidores locales para colocar sus productos. Es el caso de Sfera con la suiza Manor o la peruana Oechsle, y Boomerang con la alemana Karstadt.

Polo del lujo

El caso de la alianza con Secoo supone ir un paso más allá por el perfil de esta plataforma, que se dedica a la venta de artículos de lujo. Secoo, que cotiza en el Nasdaq y tiene una capitalización de 362 millones de dólares (327 millones de euros), vende cerca de 400.000 referencias de unas 3.800 marcas premium en su marketplace.

Secoo representa el 15% de todo el mercado online de alta gama en China, donde el segmento del lujo supone un cuarto de las ventas totales de moda y complementos en el país. El año pasado, Secoo recibió una inyección de fondos de 150 millones de euros del gigante online chino JD.com y del fondo L Catterton, propiedad de LVMH, la mayor empresa de lujo del mundo.

Su plataforma se concentraba hasta ahora en la ropa y artículos dirigidos a un público adulto de marcas como Versace, Ferragamo o Armani. De hecho, acaba de sellar un acuerdo con Prada para vender sus productos, después de que la compañía de lujo anunciara un mayor control de su distribución y de su imagen en Asia para evitar, en la medida de lo posible, el elevado nivel de falsificaciones en este mercado.

Secoo acaba de abrir su oferta al público infantil, lo que convierte a El Corte Inglés en una de las primeras compañías en comercializar marcas infantiles en su página web. Brotes vende ya ropa denim y casual en su plataforma, mientras que Tizas centra su oferta en los artículos de ceremonia y ocasiones especiales. Por su parte, Cotton Juice se centra en la venta de pijamas y ropa de bebé.

La incertidumbre

En su camino hacia el recorte de costes, El Corte Inglés se prepara para dar un paso más. Los grandes almacenes que preside Marta Álvarez tienen entre ceja y ceja el mejorar la eficiencia de su ingente estructura. Tras anunciar la integración de Bricor en busca de “sinergias en el área de compras y la de ventas”, los esfuerzos de la cadena se centran en reducir su pasivo para avanzar y ampliar su internacionalización.

Los grandes almacenes tenían al cierre del ejercicio 2018/2019, un pasivo de 3.367 millones de euros, una cantidad inferior en 467 millones -un12,2%- en comparación con el año precedente, gracias a las continuas desinversiones llevadas a cabo por el grupo. 

Hemeroteca

El Corte Inglés Moda
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad