De izquierda a derecha: Dimas Gimeno, Marta y Cristina Alvarez Guil y Florencio Lasaga en la Fundación Ramón Areces.

El Corte Inglés: Las Álvarez, a juicio en marzo por la herencia de su tío

stop

La madre y el tío de Dimas Gimeno acusan a las hijastras de Isidoro Álvarez de vaciar Cartera de Valores IASA para quedarse la herencia del empresario

Economía Digital

De izquierda a derecha: Dimas Gimeno, Marta y Cristina Alvarez Guil y Florencio Lasaga en la Fundación Ramón Areces.

15 de octubre de 2018 (14:45 CET)

La guerra judicial en El Corte Inglés (ECI) ya fija sus batallas. Los hermanos del expresidente de los grandes almacenes Isidoro Álvarez, fallecido en 2014, y sus hijas adoptivas se verán las caras el próximo 21 de marzo en el juzgado de lo mercantil número 7 de Madrid por la demanda de los primero contra las segundas por la herencia del empresario.

María Antonia Álvarez --la madre de Dimas Gimeno, cesado como presidente de ECI en verano-- y su hermano César Álvarez interpusieron dos demandas por, presuntamente, vaciar la sociedad Cartera de Valores IASA, el vehículo a través del que la familia tiene las acciones de los grandes almacenes. En cambio, Marta y Cristina Álvarez defienden que se hizo con el acuerdo de todos los heredores.

Deberán acudir al juicio como testigos los albaceas de la herencia de Isidoro Álvarez: el secretario del consejo de El Corte Inglés, Antonio Hernández-Gil, el consejero Carlos Martínez Echevarría y el asesor legal Alberto Ruano.

Durante la vista previa celebrada este lunes y en la que se ha señalado la fecha de juicio, los abogados de los demandantes defendieron que la reducción de capital se aprobó en una junta celebrada en septiembre de 2016 en ausencia de los demandantes, que no acudieron porque no fueron informados de su celebración. Por ello, reclaman que se declaren nulos los acuerdos aprobados en dicha Junta y que se condene a los demandados a restituir el valor de los bienes supuestamente sustraídos.

Por su parte, los letrados de las hermanas Álvarez e IASA --sociedad que controlan-- aseguraron que la reducción de capital -que supuso devolver más de 140 millones de euros en efectivo y activos- se enmarcaba en una operación estructurada y acordada con los demandantes para la repartición de la herencia.

El reparto de Cartera de Valores IASA

Según explicaron fuentes del entorno de las hermanas Álvarez a Efe, la reducción de capital "era necesaria para entregar los legados de la manera establecida en el testamento y cumplir la voluntad del testador". Además, sostuvieron que las operaciones se realizaron con la colaboración expresa de todos los herederos y legatarios, incluidos Cesar y María Antonia Álvarez.

Los dos demandantes y Dimas Gimeno son dueños del 7% de El Corte Inglés a través de IASA, que está controlada en un 70 % por las hermanas Álvarez.

Según fuentes cercanas al sobrino de Isidoro Álvarez, a su familia le gustaría disolver dicha sociedad para poder controlar directamente su participación en el grupo de distribución, en el que ahora votan a través de IASA. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad