El Corte Inglés pierde la exclusiva sobre otra firma de alta gama

stop

Jo Malone abre el primer establecimiento a pie de calle en España

Un centro comercial del grupo El Corte Inglés

28 de octubre de 2012 (00:00 CET)

La fuga de grandes firmas internacionales sigue en El Corte Inglés. La última en renunciar a estar presente únicamente en los centro comerciales de Isidoro Álvarez es Jo Malone. La alta cosmética londinense ha abierto su propio establecimiento en la milla de oro madrileña. En pleno barrio de Salamanca, en la calle Jorge Juan, se ha consumado la traición.

El nuevo y exclusivo punto de venta será presentado en sociedad en los próximos días. Se trata de la primera tienda a pie de calle que Jo Malone abre en España. Hasta ahora, sólo estaba presente en los corners de los centros de El Corte Inglés más concurridos por la alta burguesía madrileña y catalana. Los almacenes de Serrano y Castellana en Madrid y de María Cristina en Barcelona eran los únicos en los que se podían adquirir los productos de alta cosmética. Éstos representaban las alternativas a las métricas colas que se forman en la tienda primogénita, en Sloane Street.

La nueva tienda estará explotada por Estée Lauder, el grupo que adquirió los derechos de la firma británica para distribuirla en España. Jo Malone es una de las perfumerías más famosas en la capital británica. La marca presenta todo tipo de aromas para cuerpo y hogar con referencias pensadas para distintos ambientes y momentos. La fama internacional llegó con la mezcla única que transformó al perfume en una pieza más de la decoración de los espacios, según la prensa especializada.

Cambio de estrategia

El movimiento de Jo Malone se suma a otras grandes firmas internacionales de la moda que han dejado de confiar en exclusiva en El Corte Inglés. La cadena de grandes almacenes apuesta por el alquiler de espacios interiores en sus plantas comerciales para que distribuidoras de renombre construyan sus corners con el fin de aprovechar el tránsito de clientes. Alvárez también ha dado instrucciones a los supermercados de rebajar hasta en un 35% el precio medio de los alimentos con el fin de evitar la fuga de clientes a otros competidores, como Mercadona.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad