El Estado aportará 50 millones menos por las hipotecas de Catalunya Banc

stop

MODIFICACIONES SOBRE EL ACUERDO INICIAL

Una antigua oficina de CatalunyaCaixa en Barcelona.

desde Madrid, 14 de abril de 2015 (18:58 CET)

"En los próximos días está previsto que se eleven a público los contratos de compraventa de Catalunya Banc", ha asegurado Fernando Restoy, presidente del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y subgobernador del Banco de España, durante su comparecencia en la comisión de Economía del Congreso de los Diputados.

Primero, con el fondo Blackstone, sobre los 41.000 préstamos hipotecarios de dudoso cobro aglutinados en torno a la 'cartera Hércules' y, después, con el BBVA, la entidad que resultó adjudicataria del negocio bancario.

Nuevas condiciones

En el caso de las hipotecas vendidas al fondo estadounidense se han producido algunas notables variaciones respecto a las condiciones en las que el Frob anunció la operación en julio de 2014.

Entonces, se pactó que la operación se cerraría en los 4.187 millones de euros del valor en libros de estos préstamos tras restar los 2.205 millones de provisiones al nominal de 6.392 millones. Con estos datos, Blackstone aportaría 3.615 millones y el FROB los restantes 572 millones.   

Ahora, nueve meses después, los números finales de la operación son otros. Más reducidos, al cerrarse la operación por aproximadamente el 85% del valor en libros de esos 41.000 préstamos hipotecarios.

De 4.187 a 3.558 millones

De esta manera, en lugar de 4.187 millones serán solamente 3.558 millones los que pagan tanto Blackstone como el FROB. Al fondo le supone pagar 582 millones menos, mientras que el fondo estatal reducirá su aportación en unos 50 millones.

No cambia la estructura de la operación, a través de un fondo de titulización de activos. El que emitirá bonos senior clase A, a suscribir por Blackstone, y los de clase B, subordinados a aquellos, que suscribirá el FROB. Los bonos senior serán retribuidos con una rentabilidad máxima del 13%. Una vez alcanzado este nivel de rentabilidad, el rendimiento adicional de la cartera derivado de los flujos de caja se distribuirá al 50% entre Blackstone y el FROB.

Apoyo financiero de 650 millones del Estado

Como novedad respecto a los compromisos iniciales que adquiría el fondo estatal, Restoy revelaba que el FROB concederá una línea de crédito por un máximo de 400 millones de euros y que, en el conjunto de la operación, el apoyo financiero estimado por parte del Estado sería de unos 650 millones.

En relación a la venta al BBVA del negocio bancario de Catalunya Banc también hay una pequeña novedad, ya contemplada en julio de 2014 cuando se anunció la venta. No será el 100% de las acciones las que se transfieran. Se quedará en el 98,4% bajo titularidad del FROB y del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) tras valorar las condiciones de venta con la Comisión Europea.

De esta manera, serán 1.165 millones los que pagará el BBVA. Sin esquema de protección de activos, y solo con las garantías ya previstas, en relación a posibles litigios que pudieran producirse.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad