El ex gestor de Del Olmo: “No soy de piedra”

stop

Rogelio Rengel, el hombre que administró el patrimonio de Luis del Olmo y que ahora está acusado de robarle, reconoce su angustia por las acusaciones de estafa

El editor de 'Don Balón', Rogelio Rengel

15 de marzo de 2012 (21:33 CET)

El antiguo despacho en la calle de París, en Barcelona, desde donde dirigía la revista Don Balón se ha convertido en el domicilio habitual de Rogelio Rengel, el ex administrador del conocido periodista radiofónico Luis del Olmo y que ahora encara un juicio por el presunto robo del patrimonio de su amigo.

Del Olmo acusa a Rengel de desviar parte del dinero que obtuvo con la venta de la emisora Onda Rambla al grupo Vocento (unos 12 millones de euros, según fuentes cercanas a la operación) a sus negocios personales. El entorno del periodista tiene el convencimiento de que el desfalco estaba destinado al rescate de la revista que, con el paso de los años, perdía publicidad y lectores.

Alejado de su familia y con su antiguo despacho por vivienda, Rengel atraviesa un delicado momento profesional y personal. En pocos meses ha cambiado la rutina de organizar los temas de la publicación y dirigir las reuniones editoriales por algunas salidas esporádicas cada mañana a tomar un café.

Rengel, que tuvo que cerrar la revista que había adquirido en 1979 y que había sido referencia de la prensa deportiva en los ochenta y los noventa, siempre despacha con una amabilidad exquisita y resume en una frase a la pregunta si está afectado por el juicio que se le viene encima: “Yo no soy de piedra”, contesta a Economía Digital. “Esta frase lo resume toda nuestra conversación”, agrega.

El acusado disponía de poderes suficientes para ejecutar operaciones bancarias en nombre de las compañías de Del Olmo desde finales de los noventa pero, sobre todo, disfrutaba de la confianza absoluta del periodista. "Tenía hasta las llaves de mi casa", asegura.

Administración irregular

Sumamente meticuloso con sus palabras, Rengel, que en 2010 entregó el Balón de Oro a Leo Messi gracias a su condición de director, una de las pocas satisfacciones que aún le aportaba la publicación, confiesa que tiene órdenes de su abogado de no comentar el juicio con los medios de comunicación.

Fuentes de la investigación aseguran que Rengel habría admitido en sus declaraciones ante la policía y el magistrado instructor que obraba de forma fraudulenta en la administración de las sociedades propiedad del periodista barcelonés.

Luis del Olmo González, hijo del radiofonista y abogado, ha admitido que constataron la existencia de “defraudaciones generalizadas” por lo cual decidieron llevar al amigo y administrador a juicio. La demanda, que se encuentra en fase de instrucción, no se resolverá estos días, tal como había asegurado Del Olmo, por error, a principios de marzo. “Creo que esto irá para largo. No se trata de nada especial, sino al ritmo de la justicia”, explicó el locutor.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad