El ex presidente de Metrovacesa pide la suspensión de pagos de su inmobiliaria

stop

Joaquín Rivero no ha llegado a un acuerdo con uno de los bancos acreedores para refinanciar la deuda de 620 millones de euros

19 de junio de 2013 (09:29 CET)

El empresario y ex presidente de Metrovacesa, Joaquín Rivero, ha solicitado el concurso voluntario de acreedores para su inmobiliaria Bami. El motivo principal de esta actuación es que no ha conseguido acercar posturas con uno de los bancos acreedores de la compañía, la entidad Natixis. La deuda de Bami asciende a 620 millones de euros, según apunta Expansión.

Rivero sí que había conseguido, tras una dura y larga negociación, un acuerdo para refinanciar la deuda con otros dos bancos, el Popular y Hypotheken Bank. Sin embargo, el rechazo de Natixis ha desencadenado la suspensión de pagos de la inmobiliaria patrimonialista.

Dos concursos en un mes

Bami desembolsa mensualmente 800.000 euros correspondientes a los intereses y al crédito principal de la compañía. La inmobiliaria, victima también el boom del ladrillo, cerró el último ejercicio con unos números rojos de 15 millones de euros. La facturación del grupo ascendió a 25 millones.

Hace tan sólo un mes, Rivero y su socio valenciano Bautista Soler presentaban el concurso de acreedores para Alteco Gestión y Mag-Import con una deuda superior a los 1.600 millones, de los cuales cerca de la mitad corresponden a Alteco.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad