El fin de la renovación automática de los convenios afecta a 1,3 millones de trabajadores

stop

Los sindicatos prevén una oleada de conflictividad laboral que la patronal desdramatiza

08 de julio de 2013 (14:23 CET)

El esfuerzo en la negociación colectiva de las últimas semanas ha sido importante. En sólo cinco días, empresas y trabajadores han desbolqueado documentos que afectan entre 400.000 y 500.000 empleados. En total, el fin de la renovación automática de los convenios marcado por la reforma laboral del Partido Popular (PP) afecta a 1,3 millones de empleados en España, según datos revelados por el secretario de acción sindical de CCOO, Ramón Górriz.

A principios de la semana pasada, 1,8 millones de asalariados se veían afectados por el cambio legislativo del Gobierno de Mariano Rajoy.

Hospitales Concertados

En Catalunya, el esfuerzo en la negociación colectiva ha propiciado que ante las 60 mesas de negociación que habían llegado a un punto muerto hace medio año, sólo desaparecerán 14 convenios sectoriales. Afectan a 75.000 trabajadores, según el estudio realizado por la Generalitat.

Básicamente, de dos sectores. El secretario de Empleo y Relaciones Laborales, Ramón Bonastre, ha explicado que 40.000 empleados corresponden a la red de hospitales concertados, la Xarxa Hospitalària d'Utilització Pública (XHUP), y otros 33.000 del transporte de mercancía por carretera de Barcelona.

Conflictividad laboral

Los sindicatos avisan de la oleada de conflictividad laboral que se generará a raíz de esta crisis. El secretario de política sindical de UGT Catalunya, Camil Ros, ha avisado que, a partir de ahora, las empresas tienen vía libre para marcar las condiciones laborales que quieran.

Los representantes de los trabajadores avisan, especialmente, de las tensiones que se generarán si se modifica la parte más sensible de la regulación: los salarios. Sin el convenio sectorial, las empresas se pueden remitir a un documento de ámbito superior, mucho más genérico. Si no existe, el único marco de referencia que les quedará es el Estatuto de los Trabajadores. Sería en este supuesto en el que la retribución de un trabajador se podría reducir hasta el salario mínimo interprofesional. Es decir, 641 euros mensuales.

Mediación

La patronal persiste en un mensaje optimista en el que reivindica la negociación colectiva. Foment del Treball propone una alternativa a los convenios que este lunes han decaído. El director de relaciones laborales, Javier Ibars, manifiesta que los implicados en estas mesas de negociación aún tienen hasta el final de esta jornada para solicitar los mecanismos de mediación que los agentes sociales pactaron hace casi un mes con la Generalitat.

Éste, ampliaba las condiciones recogidas en el acuerdo firmado dos meses antes por CEOE, Cepyme, UGT y CCOO.

Convenios de empresas

Foment del Treball también desdramatiza la drástica reducción de salarios que pronostican los sindicatos. El director de relaciones laborales estima que casi ningún empresario tomará esta vía, que evoca directamente a un conflicto en la compañía. Recomienda a las empresas que “negocien las nuevas condiciones laborales con los trabajadores” y que valoren la situación real de la compañía para saber qué derechos adquiridos mantienen. Es decir, que apuesten por un convenio de propio.

A partir de este martes, el futuro para los sectores que se han quedado sin convenio colectivo es complejo. El propio Ibars reconoce que existen “muchas dudas jurídicas” sobre la nueva situación. Para evitar caer en esta vía, la patronal reclama más negociación.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad