La fiscalía se querella contra Jaime Botín. El ex presidente de Bankinter llegando al funeral de su hermano Emilio Botín, en septiembre de 2014. EFE/ED/archivo

¿El fiscal pillará a Jaime Botín por un Picasso?

stop

La fiscalía pide cuatro años de cárcel para el expresidente de Bankinter, Jaime Botín, por el supuesto contrabando de un Picasso

Economía Digital

La fiscalía se querella contra Jaime Botín. El ex presidente de Bankinter llegando al funeral de su hermano Emilio Botín, en septiembre de 2014. EFE/ED/archivo

Barcelona, 26 de julio de 2017 (18:03 CET)

Jaime Botín está de nuevo en el punto de mira de la justicia. La fiscalía ha pedido cuatro años de prisión al expresidente de Bankinter por un presunto delito de contrabando de un Picasso. Botín intentó sacar de España el cuadro Cabeza de mujer joven, de 1906 y valorado en 26 millones de euros.

Ahora, el ministerio público reclama una multa de 100 millones de euros. La Fiscalía de Madrid sigue las diligencias realizadas por el juzgado de Pozuelo de Alarcón, que ha llevado a que el caso se cerrara y concluyendo que existen indicios suficientes como para llevar a juicio al expresidente de Bankinter, informa El Mundo.

La  fiscalía pide 100 millones de multa para Jaime Botín por un presunto delito de contrabando

El juez Enrique Presa argumenta que el exbanquero trató de llevar la obra a Suiza para su venta "estando vigente la prohibición administrativa de exportación".

El rastro del cuadro

A finales de 2012, la casa de subastas Christie's solicitó en nombre de Botín el permiso para la "exportación definitiva" de la obra. La filial española alegaba que el lienzo se encontraba en la vivienda de Botín en Pozuelo, pero la Dirección General de Bellas denegó la autorización.

Fue entonces cuando un empleado de Christie's comunicó que la petición había sido un error. "La obra siempre estuvo en el extranjero", comunicó en su momento. Dos años después, Botín pidió a un notario que certificara que la obra estaba en el Adix, un barco propiedad de una firma panameña controlada por Botín. Entonces, la Guardia Civil se presentó para buscar el cuadro, pero no lo encontró.

Finalmente en 2015, el servicio de aduanas francés contactó con la Guardia Civil para informar de que había localizado el cuadro a bordo del Adix que se encontraba en Córcega. Los agentes se desplazaron a la isla y trajeron de vuelta la obra.   

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad