El fondo americano de las VTC, bloqueado para expandirse en España

El rey de las VTC, bloqueado para expandirse en España (y no es por Ábalos)

stop

Baleares deniega 200 VTC a la empresa Ares Capital, respaldada por el fondo americano King Street, el mayor tenedor de este tipo de autorizaciones

Barcelona, 27 de septiembre de 2018 (13:20 CET)

Malos tiempos para las empresas que gestionan flotas de vehículos con autorizaciones VTC, las que utilizan los conductores de Uber y Cabify. A falta de 24 horas para que se desvele el decretazo de Fomento, que aspira a restringir la actividad de estas plataformas para aliviar al taxi, la administración sigue poniendo palos en las ruedas a estas empresas. 

Esta vez ha sido la dirección general de movilidad del gobierno balear. El Ejecutivo insular ha denegado 200 licencias de VTC solicitadas por la empresa Ares Capital, la empresa participada por el fondo americano King Street Capital Managment desde el pasado mes de marzo y controlada en sus inicios por los hermanos Ortigüela, dos empresarios vinculados al sector del taxi que se aprovecharon de la liberalización del mercado para comprar licencias.

Este fondo, que tiene ya en su poder la quinta parte de estas autorizaciones en España y aspira a controlar hasta 4.000, compró la sociedad en marzo, tras el visto bueno de la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia. Antes se alió con  Moove Cars, otra de las empresas líderes del sector, en la que participan inversores españoles como Jaime Castellanos, presidente de Lazard, y Jon Riberas, copropietario de Gestamp. 

Las irregularidades de Ares Capital

La Conselleria del Territorio, Energía y Movilidad informó este jueves que la denegación está motivada por el incumplimiento de las exigencias sobre pólizas de seguro de los vehículos con conductor que exige la actual normativa. Además, la dirección general también tiene en consideración el hecho de que la documentación completa ha sido presentada por la compañía fuera del plazo legalmente fijado.

El director general de Movilidad y Transportes, Jaume Mateu, informó este jueves de la resolución, que no es firme y puede presentarse recurso de alzada ante el órgano superior. El motivo de la denegación para circular con esta flota de vehículos, por tanto, no ha sido esta vez el famoso ratio 1/30 (1 VTC por cada 30 taxis), sino que no se ha acreditado la correcta cobertura del seguro.

Las pólizas aportadas por Ares no cumplen todos los requisitos porque deja fuera los daños que puedan sufrir los pasajeros

El Gobierno insular pide que la empresa tenga un seguro que cubra la responsabilidad civil por los daños que puedan sufrir los pasajeros hasta, al menos, la cantidad de 50 millones de euros, y también se debe acreditar esta cobertura mediante la suscripción de estos seguros.

Las pólizas aportadas por Ares no cumplen todos los requisitos, según fuentes del Ejecutivo, básicamente porque excluyen los ocupantes y la carga del vehículo, lo que deja fuera los daños que puedan sufrir los pasajeros.

Baleares, suelo inexplorado por Uber y Cabify

La entrada de Ares en Baleares supone el aterrizaje de las plataformas de movilidad, Uber y Cabify (sobre todo de la primera) en las islas. Hasta el momento, Uber y Cabify operan solo en 12 ciudades de España, entre las que se encuentran Madrid, Sevilla, Valencia, BarcelonaAlicante, Córdoba y Málaga, entre otros. 

Los datos del Ministerio de Fomento consultados por este medio arrojan que en Baleares, donde actualmente hay 2.714 licencias de taxi, se han concedido 213 autorizaciones VTC, lo que rebajaría el ratio a 1/12. 

Hemeroteca

Uber Cabify VTC
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad