El grupo de material eléctrico Simon prepara un fondo de capital riesgo para proyectos industriales

stop

La sociedad facturó el año pasado 267 millones gracias a su apuesta por la internacionalización

24 de febrero de 2011 (08:17 CET)

El grupo catalán Simon, dedicado a la fabricación y comercialización de material eléctrico madura la creación de un fondo de capital riesgo destinado a financiar proyectos industriales. Al principio este fondo se dotaría con un millón de euros y tiene como objetivo “impulsar a empresas con las que tengamos algún tipo de concomitancia. Les ayudamos a empezar y luego si tienen, por ejemplo productos que pudieran servirnos, pues hablamos”, afirmó el consejero delegado de la compañía, Xavier Torra .

Ya dentro de su estructura industrial, el grupo Simon ha creado tres áreas de negocio nuevas: mobiliario urbano, iluminación a base de leeds e iluminación interior. Estos campos se unen a los que se pusieron en marcha hace unos años como los sistemas de alarma o la iluminación urbana.
La diversificación de productos se suma a la territorial, que Simon inició hace siete años. Ahora la facturación de la sociedad que en 20010 fue de 267 millones, procede en un 50% del mercado interior y en la misma proporción de las implantaciones en el extranjero,. De carta a los años próximos la idea es ir incrementando las ventas de forma que en 2013 se acerquen a los 300 millones

De acuerdo con los datos facilitados por Simon, el año pasado “se consiguieron beneficios” aunque no reveló la cifra exacta afirmado que “no fueron muy importantes”.

Catorce fábricas en once países


Actualmente Simon tiene 14 fábricas distribuidas en 11 países entre los que destaca China, Rusia o Marruecos. Precisamente la internacionalización del grupo le ha permitido evitar las consecuencias negativas de la crisis de la construcción en España: la caída del sector de material eléctrico para la construcción ha sido desde el año 2007 del 50% del mercado” explicó Torra en su tradicional encuentro anual con los medios de comunicación.

Actualmente Simon tiene una plantilla total de 2.800 empleados de los que un millar trabajan en las plantas de Catalunya. Precisamente estos días la empresa negocia el cierre de la planta que tiene en el Poblenou de Barcelona.

La evolución de las ventas entre España y el resto del mundo va variando en favor de los mercados exteriores. Así, se calcula que este año la proporción termine en una proporción del 60% de la facturación fuera de España y el resto en el mercado interior. “Cuando llegas a España procedente incluso de países como México te invade una gran tristeza”, explicaba Torra hablando del clima económico. De cara a los próximos años la firma catalana cree que los crecimientos en España no “volverán a ser lo que fueron” de forma que Torra no confía en porcentajes de más del 4% “aún después de la recuperación”.

En China y otros países en vías de desarrollo el crecimiento de Simon es espectacular, “de más de dos dígitos y altos” explica Torra. En el gigante asiático se da un fenómeno curioso: el grupo de material eléctrico ha puesto en marcha una cadena de tiendas en franquicia que ya tiene en ese territorio más de 500 establecimientos abiertos “vendiendo en exclusiva productos nuestros” . La experiencia ha sido tan positiva que ya ha empezado a trasladarse a Vietnam y no se descarta que se exporte a otros mercados emergentes. En total se quiere terminar el año 2011 con unas 800 tiendas en franquicia en Oriente.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad