El hijo de Aznar lanza una aplicación móvil que facilita contactos gais

stop

Alonso Aznar ultima la presentación de su nuevo negocio, Wibbi, una aplicación configurada para permitir aventuras entre hoterosexuales y a homosexuales

Alonso Aznar con su padre José María Aznar.

24 de agosto de 2014 (19:27 CET)

No sólo va a permitir el acercamiento de peras con manzanas, sino también de peras con peras y manzanas con manzanas, tal como resumiría de forma locuaz su propia madre, la alcaldesa de Madrid. El negocio es el negocio y Alonso Aznar, el hijo del ex presidente del gobierno José María Aznar y Ana Botella, tiene a punto su nueva creación empresarial: Wibbi, una aplicación móvil para ligar.

La herramienta ha sido diseñada no sólo para que los chicos puedan encontrar chicas de su preferencia y viceversa, sino también para que los gais y lesbianas puedan conocer gente y concertar citas.

“La app es tanto para heterosexuales como homosexuales. Se puede hacer la búsqueda en función del interés”, explicó una portavoz de la empresa a este medio. Para dar a luz el nuevo proyecto, el hijo del ex presidente se ha asociado con Fernando Nicolás y Pablo Trapote, hijo del empresario Pedro Trapote y socio habitual de Aznar en sus negocios.

Presumiendo de gorra en Londres

Residente en Londres, el cachorro de los Aznar ya abrió el año pasado un restaurante para gente guapa y adinerada en el paseo de la Habana en Madrid: Pipa & Co. Pero sus aventuras empresariales no lo alejan de su trabajo formal en Reino Unido. Alonso cambió de trabajo a finales del año pasado cuando abandonó la banca tradicional (Citibank) para iniciar carrera con los tiburones de los fondos de riesgo. Ahora trabaja bajo las órdenes de Rhone Group LLC en donde se pasea promocionando la gorra blanca y amarilla de Wibbi.

La aplicación había estado disponible hasta principios de este mes en Apple Store, pero la compañía ha decidido retirarla hasta que no esté lista la definitiva. En su fase de prueba la aplicación tenía una baja valoración de los usuarios por ser una aplicación parásita: aseguraban que sólo podía ser usada a través de Facebook.

La pareja que se pierde en el monte

Hasta ahora la poca información que ha filtrado la empresa es un video de promoción de la aplicación en la que se anuncia la fecha de lanzamiento: septiembre de 2014. En él se muestra a un grupo de jóvenes que distan mucho en apariencia a los de las juventudes del PP: roqueros, tatuados, hipsters, surferos y skaters.

El ambiente se va calentando en la medida en la que rueda el alcohol y los jóvenes comienzan a bailar desaforadamente, se hacen selfies y cruzan miradas. El final del video promocional es para que Aznar padre y Botella se persignen: una chica y un chico se van juntos al monte mientras cierra el lema de la empresa “cuando quieras, con quien quieras”. Aunque la aplicación ofrecerá la configuración para relaciones homosexuales, los empresarios tuvieron el pudor de no colocar en el video a dos hombres o a dos mujeres perdiéndose entre los arbustos.

Wibbi pretende competir nada menos que con las aplicaciones más exitosas de ligoteo por móvil: Tinder (para heterosexuales) y Grindr (para gais). La aplicación será lanzada en septiembre en su versión para iOS pero saldrá próximamente para Android.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad