El Hospital de Sant Pau entrega libros de contabilidad incompletos al juez

stop

SANIDAD

06 de abril de 2013 (22:18 CET)

El juez que instruye el caso Sant Pau ha vuelto a solicitar la contabilidad de la institución. El magistrado Juan Emilio Vila Mayo ha tomado la decisión después de recibir una notificación de los peritos de la Agencia Tributaria donde aseguran que falta documentación, además de que el formato en que se ha presentado imposibilita su análisis.

En concreto, el juez Vila Mayo requiere a la Fundación Privada y a la Fundación de Gestión del centro sanitario el cuadro de cuentas que emplean en la contabilidad y el Libro Mayor con el detalle de las operaciones que se realizan. También exige la entrega de los libros diarios de contabilidad en un formato legible

Cuentas vinculadas a pagos de imputados

El magistrado, en un auto a fecha e 23 de marzo, solicita a ambas fundaciones que indiquen que cuentas bancarias “emplean en sus respectivas contabilidades para reflejar las operaciones que una Fundación mantiene con la otra”. Esta petición se debe a que el Hospital de Sant Pau está gestionado por tres fundaciones distintas (además de la Privada y de la de Gestión, existe la dedicada a investigación) aunque sus estructuras se interrelacionan entre sí. La complejidad del entramado es uno de los elementos clave de esta investigación. 

Por otro lado, Vila Mayo también pide en el auto concreción en los detalles de contabilidad sobre las nóminas de tres de los imputados en la causa. Se trata de los sueldos del ex patrono de la institución, Ricard Gutiérrez, que ocupó el cargo de director ajunto durante varios años; de José Ignacio Cuervo, que fue contratado supuestamente para prestar apoyo en el centro de investigación de Sant Pau; y de Maria Mercè Cruells, antigua jefa de la División de Atención Ciudadana del CatSalut. 

Verificación de contratos

Así, las pesquisas intentan discernir si los tres acusados tenían contratos ficticios ya que existe la sospecha de que realmente no realizaban ninguna tarea en el hospital o, al menos, ninguna labor que justicase su sueldo.

En este sentido, el juez también ha dictado un auto con fecha de 25 de marzo donde, a petición de la unidad de policía judicial de la Guardia Civil que investiga al Sant Pau, pide a la Unidad Especializada de la Seguridad Social que verifique los contratos de los acusados.


Investigación

El caso Sant Pau investiga el posible pago de sueldos sobredimensionados a cargos directivos del centro. Entre los imputados, también se encuentra el ex gerente del centro sanitario, Jordi Varela.

El magistrado también analiza un contrato con la empresa Philips por valor de 5,1 millones de euros que presuntamente no siguió los cauces habituales de contratación. Además, el magistrado ha abierto recientemente un nuevo frente al detectar irregularidades en la adjudicación de las obras del nuevo recinto sanitario a una UTE conformada por las empresas OHL, Emte y Guinovart.

Por otro lado, la Audiencia de Barcelona reabrió hace unos meses la investigación del ERE aplicado en el hospital por la actuación de dos altos cargos de la Conselleria de Empresa i Ocupació.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad