El juez abre diligencias contra los Ruiz-Mateos por presunto delito contra la Seguridad Social

stop

La compañia adeuda a sus trabajadores más de seis millones en salarios

07 de marzo de 2011 (18:52 CET)

El Juzgado de Instrucción número 50 de Madrid ha incoado diligencias previas contra Álvaro Ruiz-Mateos, uno de los hijos del fundador de Nueva Rumasa, y contra Antonio Álvarez-Montalvo, directivo de Clesa, por un presunto delito contra la Seguridad Social e insolvencia.

El titular de este juzgado recibió el pasado viernes a media mañana un informe policial con las declaraciones de ambos directivos y está examinando la documentación aportada por los agentes, informaron a Europa Press en fuentes jurídicas.

El procedimiento se ha iniciado tras una denuncia formulada por la Brigada de Delincuencia Económica por un presunto fraude a la Seguridad Social cifrado en nueve millones de euros, según adelantó el diario Público, que detalló que de la documentación policial se desprende incluso un posible alzamiento patrimonial, al constar que presuntamente se habría desviado dinero desde Clesa a Dhul, ambas de la familia Ruiz-Mateos y actualmente en fase 'preconcursal'.

El director general de la Tesorería General de la Seguridad Social, Javier Aibar, confirmó el pasado mes de febrero que se habían ordenado embargos preventivos de bienes propiedad de sociedades de la familia Ruiz-Mateos y advirtió de que se habían dado muchas oportunidades a Nueva Rumasa para regularizar su situación.

En concreto, la sociedad Clesa tiene una quincena de fincas gravadas con anotaciones de embargos preventivos a favor de la Seguridad Social, según consta en un auto judicial emitido por el Juzgado de Primera Instancia número 67 de Madrid tras una demanda ejecutiva presentada por Royal Bank of Scotland (RBS).

Investigación

Por otro lado, el plazo legal de un año que tenía la Fiscalía Anticorrupción para investigar las emisiones de pagarés de Nueva Rumasa finaliza esta semana, pero el fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, ya ha avanzado su intención de ampliarlo tras la solicitud de una prórroga adicional de seis meses planteada por los fiscales.

Según confirmaron fuentes de la Fiscalía, se descarta la presentación inminente de una querella contra la familia Ruiz-Mateos por presunta estafa en la emisión de pagarés, lo que daría inicio a un proceso judicial contra ellos por estos hechos.

Temor por los salarios

La Federación Agroalimentaria de UGT ha solicitado una reunión urgente con el secretario general del Fondo de Garantía Salarial, Juan Pedro Serrano Arroyo, para abordar la "dramática situación" que atraviesan los trabajadores de Nueva Rumasa, a los que, según el sindicato, la compañía adeuda más de seis millones de euros en salarios atrasados.

En un comunicado, la organización sindical confió en que se puedan encontrar soluciones a la "cruda realidad de familias que no reciben ingresos, como consecuencia directa del incumplimiento básico de la empresa de sus obligaciones para con los trabajadores".

"Si bien es cierto que no a todos los trabajadores se les deben las mismas mensualidades, también lo es que una parte muy importante de ellos empiezan a tener dificultades para hacer frente a los pagos de sus hipotecas, así como de bienes de consumo tan básicos como la electricidad o el gas", advirtió UGT
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad