El juez aparta a los Ruíz-Mateos de Dhul y declara el concurso de acreedores

stop

El grupo servía de garantía para responder de las deudas de otras empresas de Nueva Rumasa. El juez sospecha que esta situación causaría la insolvencia de Dhul

15 de marzo de 2011 (18:42 CET)

El Juzgado de lo Mercantil número 1 de Granada ha declarado el concurso de acreedores de Grupo Dhul y ha apartado temporalmente a los Ruiz-Mateos de la gestión, dejándola en manos de cinco administradores concursales, según el auto dictado este martes.

El juez Blas Alberto González ha nombrado administradores concursales a la consultora Deloitte, a los abogados Francisco de Paula Zurita y Francisco de Asís Romero, al economista Enrique Borrello Franco y a Endesa Energía como acreedora de la empresa.

A pesar de ser un concurso de acreedores voluntario, presentado ayer por Nueva Rumasa, el juez ha decidido apartar de la dirección de Grupo Dhul a Álvaro y Francisco Javier Ruiz-Mateos Rivero, que eran los administradores sociales desde 1997.

El juez concluye que en este proceso existen "circunstancias que aconsejan que el inicio de este concurso se efectúe bajo un control absoluto de la administración concursal". Contra el auto cabe recurso de reposición en el plazo de cinco días, que no modificará esta resolución.

Utilizado como garantía

En este sentido, el juez considera que la situación de insolvencia de la compañía alimentaria está directamente relacionada con "las deudas de otras empresas de Nueva Rumasa y no tanto, o no íntegramente, con la propia gestión de Grupo Dhul".

El auto refleja la circunstancia de que la empresa concursada "ha podido servir de garantía más para responder de las deudas" del grupo empresarial que "para responder de su propia actividad". El juez explica así que Grupo Dhul aparece como aval de las emisiones de pagarés adquiridos por los inversores particulares.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad