El juez confirma la liquidación de Fergo Aisa

stop

INMOBILIARIA

27 de mayo de 2014 (20:09 CET)

No hay escapatoria para Fergo Aisa. El juzgado mercantil número cinco de Barcelona ha desestimado el recurso presentado por la defensa de Carlos Fernández en contra del auto de liquidación. La inmobiliaria catalana, que acumula un pasivo de 250 millones de euros, va camino de la desaparición.

El magistrado ha estimado que la situación de la firma era insalvable. De hecho, la defensa que presentó el recurso contra liquidación abandonó a su cliente después de comprobar la carencia absoluta de fondos para efectuar estudios, gestiones y proyectos necesarios para el buen fin del concurso. Además, en su renuncia, también señalaban la poca voluntad del presidente de la firma en mantener una línea de actuación lógica. Fuentes judiciales, indican que las maltrechas arcas de la firma no podrán ni pagar los honorarios de la administración concursal.

Filiales afectadas

El recurso de la defensa de Fernández aseguraba que la compañía seguía en marcha y estaba a punto de cerrar proyectos con algunos clientes. No obstante, sus últimas ventas se produjeron en 2010 y se trata de cancelaciones de deuda con la banca a cambio de activos inmobiliarios.

La cotizada entró en concurso de acreedores el verano pasado. Su desplome ha arrastrado a otras firmas del grupo, que le habían prestado avales. Ese es el caso de Interlinaken y Gazkue. La primera acumula un pasivo de 100 millones mientras que no ha trascendido la cifra de la segunda.

Concurso

Fergo Aisa había estado a punto de declararse en quiebra hasta dos veces más, aunque nunca los llegó a consumar. La última vez tuvo lugar en diciembre de 2012, cuando logró cerrar un acuerdo con sus acreedores después de que la consultora CB Richard Ellis le instase el concurso. La primera ocasión ocurrió en 2011. La compañía batalló ante el proceso instado por CatalunyaCaixa.

El magistrado ahora debe también resolver el recurso presentado por el embargo de la cúpula de la compañía. La cifra total asciende a 116 millones de euros, 58 de ellos recaen en Carlos Fernández.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad