Uno de los vehículos de la marca Gelly fabricado en China.

El mundo al revés: una marca china deslocaliza producción a Europa

stop

El fabricante de coches Geely estudia fabricar un vehículo en Bélgica para beneficiarse del prestigio que otorga el sello 'made in Europe'

Barcelona, 25 de enero de 2018 (13:27 CET)

Tras años de ver como miles de empresas europeas trasladaban la producción a China, ahora el fabricante de coches Geely quiere seguir el camino inverso: quiere fabricar el primer automóvil chino en Europa occidental. Y cuenta con la ayuda de Volvo, con la que comparte propietario.

La marca sueca fue adquirida por el multimillonario Li Shufu, y ahora podría ceder su planta en Gante (Bélgica) para la creación de una marca de lujo en el grupo, admitió el consejero delegado de la firma europea, Hakan Samuelsson, en una entrevista concedida a Bloomberg. Además, también podría prestar otros servicios de logística a la recién creada enseña.

Hace unos meses, el grupo Geely comenzó a vender un vehículo SUV compacto de lujo bajo la marca Lynk & Co por un precio desde 25.000 dólares (20.100 euros). Volvo podría prestarle las instalaciones siempre que la empresa considerase expandirse por el Viejo Continente.

“Cuando decidan dar el salto al resto del mundo, a Europa y posiblemente a Estados Unidos, la entrada será mucho más creíble si el automóvil está fabricado aquí”, justificó Samuelsson.

Por ello, Geely quiere beneficiarse del sello Made in Europe para poder competir, también en su propio país, con el grupo Volkswagen, el gran dominador del mercado en China durante los últimos 10 años.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad