El nuevo presidente de Sacyr y Brufau intentan sellar la paz en Repsol

stop

CUMBRE EN LA SEDE DE LA PETROLERA

 Luis del Rivero y Antonio Brufau

21 de octubre de 2011 (10:06 CET)

El nuevo presidente de Sacyr, Manuel Manrique, no ha perdido ni un minuto en intentar recomponer las relaciones con el presidente de Repsol, Antonio Brufau. Ha estrenado su cargo la mañana de este viernes en la sede principal de la petrolera española para intentar superar el conflicto entre ambas empresas. Una maniobra de Luís Del Rivero que al final le ha costado su propia silla en la constructora. Detrás del vuelco de poder están Demetrio Carceller y Juan Abelló.

La cumbre tendrá lugar a la una de la tarde y, en ella, Manrique expondrá qué estrategia tiene ahora Sacyr en la participada. Se espera una aclaración sobre el pacto de sindicación de acciones firmado con la mexicana Pemex. Ambas sociedades controlan casi el 30% de Repsol, pero el acuerdo cuelga de un hilo. Coincide con los deseos de Brufau y el consejo de administración de la petrolera.

Del Rivero, que tenía una interlocución nula con Brufau, ya está fuera de escena. El nuevo presidente de la constructora podría plantear este mismo viernes una mejora en la retribución a los socios por parte de la petrolera y un mayor protagonismo en la gestión.

Posible venta de acciones

También deberá desvelar si para facilitar la refinanciación del crédito de 4.900 millones que solicitaron para comprar el paquete en Repsol, está dispuesto a vender una parte de los títulos de la propia petrolera. La reducción implica anular automáticamente el pacto con Pemex.

Sacyr sienta a tres de sus directivos en el consejo de administración de Repsol: Juan Abelló, José María Loureda y el hasta ahora presidente, Del Rivero.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad