El nuevo problema de la banca se llama energías renovables

stop

Los últimos recortes al sector ‘verde’ incrementarán el impago de los inversores y obliga a las entidades a renegociar los préstamos

Parque solar fotovoltáico

10 de febrero de 2013 (21:29 CET)

El Real Decreto Ley 2/2013 por el que se vuelve a recortar con carácter retroactivo la regulación del sector renovable deja a los inversores en situación de quiebra. Desde 2010, cuando el Gobierno socialista impusiera un fuerte recorte del 30%, la situación de default reina en los balances económicos de todos los proyectos fotovoltaicos.

Los últimos ajustes del ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, suponen la puntilla para el sector de energías limpias. “La situación es insostenible”, dicen las patronales de renovables. La nula rentabilidad de los proyectos conlleva un incremento del impago a los bancos. Aunque cada inversor es un caso diferente, las entidades llegan a la misma conclusión: “Tenemos un problema”.

Atrapados en la deuda

La situación de quiebra afecta a todo el sector, pero la industria fotovoltaica es la más afectada. En España hay casi 60.000 instalaciones de producción de electricidad con placas solares. La inversión asciende a unos 25.000 millones de euros, de los que dos terceras partes están financiadas con la banca nacional.

“Si quisiera, la banca podría hacer entrar a toda la industria fotovoltaica en concurso”, asegura José Donoso, director general de la Unión Española Fotovoltaica (UNEF). “Ya no somos capaces de pagar”.

Obligados a refinanciar


Fuentes del sector financiero aseguran a Economía Digital que “desde hace un par de años (los recortes del Gobierno socialista), la dificultad de pago ha ido en aumento”. “Estamos con las manos atadas”, aseguran desde una gran entidad española. “Aprobamos los proyectos con unas condiciones que ahora han cambiado y nos vemos obligados a negociar de nuevo”.

Tanto cambio regulatorio en materia renovable no es del gusto del sector financiero. “A los bancos nos conviene sacar adelante los proyectos”, dicen las mismas fuentes. Las entidades no quieren quedarse con las plantas, aunque ha habido situaciones de impago tan fuertes que era irremediable el concurso de acreedores.

Relativa preocupación

La exposición de la banca a los problemas financieros de las energías renovables es variada aunque la mayoría tiene “bastante cubiertos los riesgos”. “Habrá que ver qué sucede a partir de ahora, pero el descenso de la rentabilidad de los proyectos es preocupante”, dicen fuentes de otra entidad.

Hasta ahora, la morosidad en los proyectos renovables “no es tan alta”. “El impago no es total, y en nuestro caso, no es preocupante”, afirman desde otro banco que su mayoría de préstamos es con empresas y no con pequeños inversores.

Sin apoyo

La Asociación Nacional de Productores e Inversores de Energías Renovables (Anpier) asegura que el futuro de la fotovoltaica está en manos de los bancos. El presidente de la patronal, Miguel Ángel Martínez-Aroca, está preocupado por el escaso apoyo de la banca. “No está siendo sensible con nuestra situación, incluso está aprovechando para subir los tipos en las refinanciaciones”, denuncia Martínez-Aroca.

La situación es trágica para miles de familias españolas. “No es sólo que pierdas el parque fotovoltaico, es que pierdes la casa y todo lo que tengas”, dice el presidente de Anpier.

Sobrevuelan los ‘fondos buitre’

Los propietarios de los huertos solares, los inversores y las empresas tienen pocas opciones. Entre ellas, está la de refinanciar la deuda con la banca, que en muchos casos sería por segunda vez. Otra alternativa es aportar fondos propios para subsistir. La gran mayoría no puede ninguna de las dos. Lo que les queda es entregar la instalación a la entidad financiera junto a las garantías. Algo que los bancos no quieren.

Pero en los últimos meses ha aparecido una nueva figura en el mercado de renovables. Se trata de los fondos buitre que sobrevuelan el sector en busca de gangas. “Algunos inversores estarían dispuestos a malvender los activos”, dicen fuentes renovables, “con tal de cubrir la inversión realizada”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad