El RACC insta por escrito a sus trabajadores a aceptar el cambio de horario

stop

LABORAL

Josep Mateu

19 de mayo de 2011 (18:05 CET)

La dirección del RACC y los empleados de sus oficinas siguen enfrentados a cara de perro. Los responsables de recursos humanos del grupo de servicios a los automovilistas han dado una vuelta de tuerca instando a los trabajadores a aceptar por escrito el cambio de horario que les implica alargar su jornada laboral hasta las siete de la tarde. La exigencia es tildada de “coacción” por el comité de empresa.

Según explican fuentes laborales, personal del área de recursos humanos del club de automovilistas se desplaza a las oficinas del RACC. Allí hacen pasar uno a uno a los empleados a una dependencia separada y con la presencia del responsable directo de la instalación le instan a firmar un documento del que se desprende que aceptan el cambio de horario. En el último párrafo del papel se puede leer textualmente: “Le rogamos firme la presente en prueba de su conformidad con el horario acordado con usted”.

“Haremos costar nuestra queja en la reunión de conciliación que tendremos con la empresa”, ha indicado el comité de empresa. Pero de forma urgente y utilizando las redes sociales los empleados de las oficinas del RACC se han pasado la voz recomendando firmar el documento como “no conforme”.

Corbata y zapatos

La medida del cambio de horario se suma a otras que han causado malestar en la plantilla, como la exigencia verbal de que los varones se vistan con corbata y las mujeres usen zapatos y en todos los casos se desestimen vestimentas informales. De forma paralela la empresa se ha negado a aportar las prendas de vestir y tampoco se aviene a pagar los uniformes. Este punto forma parte también de la plataforma reivindicativa de los empleados.

La política de la empresa es no opinar sobre los conflictos que la enfrentan a sus empleados, a pesar de haber sido solicitada repetidamente su opinión.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad