El renacimiento de Miró: la cadena espera ganar medio millón este año

stop

La compañía lleva casi nueve meses en manos del fondo Springwater Capital y ahora comienza una nueva etapa de expansión con una inversión comprometida de 23 millones

El equipo directivo de Miró tras el relanzamiento de la marca, hace un año

en Barcelona, 16 de julio de 2015 (13:42 CET)

"Comenzamos una nueva andadura después de escasos nueve meses". Con estas palabras, el director de inversiones del fondo Springwater Capital, Manuel Torres, ha anunciado este jueves el renacimiento de la cadena de electrodomésticos Miró. Es el dueño desde noviembre de 2014.

Los nuevos gestores esperan este año entrar ya en beneficios. "Esperamos acabar en positivo con un ebitda (beneficios antes de impuestos) de 500.000 euros", ha añadido el consejero delegado de Miró, José Ignacio González Pisón.

Tras varios meses de estudiar el mercado actual y de diseñar una estrategia a corto y medio plazo, Miró comienza a recorrer un camino con una imagen nueva y con un ambicioso plan de expansión, después de haber presentado concurso de acreedores e ir a liquidación. "La liquidación es el pasado. Miró es una compañía que se mantenía fuerte, con unas ventas importantes y con un equipo directivo con mucha experiencia", ha subrayado Torres.

Crecer primero 'en casa'

Con una marca reconocida, sobre todo en Cataluña, la cadena Miró ampliará su red comercial y, por consiguiente, la plantilla. La idea de la compañía es continuar con el modelo de tiendas de proximidad y afianzarse en aquellas zonas donde ya está presente: Cataluña, Levante y Baleares.

Miró dará este verano un paso hacia adelante. Tras renovar su imagen, apostando por el púrpura como color corporativo en lugar del azul, comenzará a abrir en breve nuevas tiendas.

En la actualidad, el grupo cuenta con 66 establecimientos y espera cerrar 2016 con un centenar. Para acometer este plan de expansión, Miró contará con una inversión comprometida de 23 millones de euros y aumentará la plantilla con 300 trabajadores. En la actualidad, la compañía emplea a 400 personas. "Vamos a un ritmo razonablemente bueno. Antes del verano, ya se miraron nuevas localizaciones y tenemos a un persona que nos ayudará a cumplir con el plan de expansión", ha detallado Pisón.

Cierres no, sólo reubicaciones

De los 34 nuevas tiendas que se abrirán este año y el siguiente, en 2015 está prevista la apertura de siete nuevos centros entre julio y octubre. La inversión media para cada uno será de unos 600.000 euros. Además, la presencia de Miró en Cataluña se reforzará con otros 15 puntos de venta, la zona del Levante con al menos una decena de tiendas, y las islas Baleares con cuatro más. También está prevista, poco a poco, la expansión de la firma hacia las "zonas fronteras a Cataluña", según Pisón. Es decir, Miró quiere extender sus tentáculos hacia Aragón y Castilla.

La apuesta se centra en tiendas más tecnológicas y en espacios abiertos que muestren esa transparencia que quiere reflejar la compañía, que estén a pie de calle --aunque no se descartan los centros comerciales-- y con una superficie media de 500 o 600 metros cuadrados. "No nos planteamos cerrar ninguna tienda, sólo reubicar algunas", ha insistido el consejero delegado.

Si esta fase se culmina con éxito y se cumplen los objetivos fijados, el equipo directivo de Miró tiene previsto otro plan para 2017, enfocado en adquirir tiendas de otras enseñas. "La primera etapa es para alcanzar una cuota de mercado y después, si se presta la oportunidad, comprar otros competidores", señala Pisón. De momento, el modelo franquicia no está en previsto en la nueva hoja de ruta. Sin embargo, todavía no hay una inversión prevista para acometer estas futuras compras, todo dependerá de cómo esté el mercado y qué oportunidades se presentan en 2017.

Financiación extra

La financiación la encontrará Miró, además de la mano de su socio, el fondo Springwater Capital, a través de otros vehículos como el préstamo de cinco millones que recibió la cadena de la mano de Gordon Brothers. "No hay trazada una estrategia para abandonar esta línea de financiación", ha remarcado Pisón.

Además, en paralelo, algunos bancos están aportando financiación adicional por un valor aproximado, también, a los cinco millones de euros aportados por Gordon Brothers.

Con todo, Miró renace para convertirse en un referente en su sector y brillar tanto, o incluso más, que en sus momentos gloriosos. Es una compañía con más de 40 años de historia que renace sus cenizas, como el Ave Fénix, para volar todavía más alto. ¿Lo conseguirá? El tiempo, como en muchos otros casos, será el que determine si hay o no Miró para largo. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad