El Salón del Automóvil pincha en Madrid con más ausentes que participantes

stop

Cuatro grandes marcas, Volkswagen, Seat, Citroën y Opel, no acuden al evento con baja afluencia de público

Salón del Automóvil de Madrid este miércoles.

21 de mayo de 2014 (21:20 CET)

El Salón del Automóvil regresó a Madrid con enormes expectativas de mejoría de ventas pero con grandes ausentes, un espacio discreto y una bajísima afluencia de público. Los verdaderos protagonistas de la cita, los fabricantes ausentes, aseguran que la inyección económica que requería el evento no garantizaba el retorno de inversión.

Cuatro de los seis coches más vendidos en España en el 2013 no serán exhibidos en el salón por la decisión de sus marcas de no acudir. Se trata de Citroën, Seat, Volkswagen y Opel. El hecho de que el fabricante de coches nacional, Seat, dé la espalda a la cita madrileña es interpretado como un gran fracaso para el encuentro. “Ha sido una decisión del grupo Volkswagen de no acudir con ninguna de sus marcas. La situación del mercado actual exige ser muy estricto con los gastos en este tipo de eventos”, explican desde el grupo.

Fuentes de la compañía aseguran que la decisión de no acudir a la cita fue respaldada por la ausencia de grandes fabricantes. Ford, BMW, Audi, Skoda y Porsche decidieron retirarse mientras que Fiat, Honda, Jaguar, Lancia, Alfa Romeo y Land Rover sólo están representadas por algunos concesionarios. Quince marcas se presentaron en un evento que perdió su condición de internacional. 

Pasillos semivacíos

El Salón del Automóvil de Madrid, que se celebra cada dos años, estuvo a punto de desaparecer en su última edición, en 2012, cuando sólo se presentaron ocho marcas. Seat tampoco había acudido en esa ocasión. Hay que remontarse a 2010 para recordar una feria con todos los actores importantes. Atrás quedaron los días en los que el Salón del Automóvil duraba 14 días. Eran otros tiempos: España vendía en pleno auge económico 1,6 millones de coches nuevos al año. Los fabricantes esperan vender 800.000 durante 2014. Por ello, la cita debe ajustarse y sólo durará seis días.

Los organizadores estaban convencidos que el salón sería el evento más importante de Ifema este año, pero la realidad parece haberles aguado la fiesta. El evento apenas ocupa tres de los 10 pabellones de Ifema en Madrid. Y uno de ellos, el número cinco, exhibe coches fuera de catálogo y de competición. Los pasillos del recinto lucían la mañana del martes con muy poca afluencia de público, aunque las marcas asistentes confían en que las visitas remonten el fin de semana.

Optimismo arrollador

A pesar de la caída del salón, los fabricantes presentes se muestran optimistas en un incremento de ventas que parece evidente. El primer cuatrimestre del año se registró un aumento de ventas del 12,1% respecto al año pasado, y se espera un incremento aún mayor. Aunque un análisis de las cifras pasadas tampoco deja demasiadas razones para lanzar cohetes. Las ventas de 2013 supusieron uno de los registros históricos más bajos.

Los fabricantes prefieren apostar por el Salón del Automóvil de Barcelona, que se celebra los años impares y que arrastra una tradición de más de 100 años. Allí estará Seat, el grupo Volkswagen y la mayoría de fabricantes del sector.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad