El segundo fondo del mundo se impone a Hacienda en el Supremo.

El segundo fondo del mundo doblega a Hacienda en el Supremo

stop

El Supremo considera que Vanguard Group, segundo fondo mundial, obtuvo un trato discriminatorio por parte de Hacienda al gravar sus beneficios

Barcelona, 16 de abril de 2019 (04:55 CET)

El gigante estadounidense de los fondos de inversión Vanguard Group, el más grande a nivel mundial — solo por detrás de Blackrock — , se sale con la suya en el Tribunal Supremo después de años enfrentado con Hacienda. Su filial europea, Vanguard Investments Series PLC, se consideraba discriminada por la Agencia Tributaria respecto a sus competidores por, a su entender, pagar 17 veces más impuestos por sus beneficios.

En concreto, el fondo estadounidense reclamaba un tipo impositivo del 1% en el Impuesto de Sociedades, tal y como se establece para los fondos de inversión españoles. Sin embargo, se le aplicó la Ley del Impuesto Sobre la Renta de los No Residentes (IRNR), que fijaba, hasta su reforma de 2010, que las personas físicas y jurídicas no residentes en territorio español debían soportar una retención del 18% respecto a los dividendos.

Fue por este motivo por el que Vanguard recurrió a la vía judicial, con el objetivo de que Hacienda devolviera las retenciones que practicó por los dividendos obtenidos en España. Intentó demostrar sin éxito ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) que su actividad era idéntica a la de los fondos españoles, por lo que aportó su certificado de residencia fiscal en Irlanda y otro del banco central de Dublín sobre su autorización para operar.

El Supremo se pronuncia

Ahora, el Tribunal Supremo ha decidido tener en cuenta sus consideraciones. En una sentencia de la sala de lo social, consultada por Economía Digital, se estima el recurso contencioso-administrativo que Vanguard Investments Series PLC interpuso contra la resolución del TEAC en 2016.

El documento, fechado el pasado 28 de marzo, estima las reclamaciones contra una veintena de sanciones, anulando las resoluciones del fisco y declarando el derecho de la parte demandante (Vanguard) a que se le devuelvan los ingresos indebidos.

Es el punto final a un conflicto que arrancó hace tres años. La filial irlandesa de Vanguard solicitó a la AEAT en marzo de 2016 la devolución de la cantidad retenida a cuenta del Impuesto Sobre la Renta de los No Residentes. Lo hizo primero mediante una solicitud de devolución de ingresos indebidos y lo intentó después, ante la inadmisión por parte del órgano gestor, mediante declaración del modelo 210.

Vanguard, un gigante de los fondos de inversión

Vanguard, con sede en Valley Forge, Pennsylvania (EEUU), y fundada por el ya difunto John Bogle, es uno de los fondos con más activos bajo gestión. Los expertos lo colocan como segundo fondo a nivel mundial, solo por detrás de Blackrock.

Especializada en fondos índice y ETF (fondos cotizados que replican índices) con comisiones muy bajas, tiene más de 3 billones de dólares gestionados de más de 20 millones de inversores procedentes de 170 países.

Es un habitual del IBEX. Los registros de Bloomberg afloran que es una de las compañías con mayores posiciones en los supermercados DIA, aunque no la ha declarado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). 

Vanguard Investments Series PLC, no obstante, está registrada ante el regulador como una de las institución de inversión colectiva extranjeras comercializadas en España de la CNMV (número 1.331).

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad