El presidente de Almirall, Jorge Gallardo. EFE

El socio histórico de Almirall deja solos a los Gallardo

stop

El vicepresidente Daniel Bravo vende el 8,45% de Almirall a la familia Gallardo veinte años después de su entrada en la empresa

Barcelona, 23 de mayo de 2018 (14:32 CET)

En Almirall desde 1997, el vicepresidente Daniel Bravo abandona el accionariado de la farmacéutica. En el capital desde la fusión entre los laboratorios catalanes y Prodesfarma, el directivo ha alcanzado un acuerdo para deshacerse del 8,45% del capital que poseía a través de la sociedad Todasa. Los hermanos Jorge y Antonio Gallardo han ejecutado así la opción de compra que tenían para pasar a controlar el 66,64% de la empresa.

La cotizada no ha facilitado el importe de la operación, que se ha canalizado a través de Grupo Corporativo Landon, la patrimonial de la familia. Fuentes de Almirall han explicado a Economía Digital que, según los estatutos, Bravo poseía una opción para quedarse con las acciones o venderlas en el mercado.

La opción de compra sobre el 8,45 % del capital estaba vigente desde 2007, cuando Almirall salió a bolsa, y los Gallardo han decidido ejercerla ahora para manifestar "su confianza en el modelo de negocio" y en las "perspectivas de futuro" de la compañía, explica la empresa en un comunicado.

El ejecutivo sí mantendrá el 0,25 que tenía de Almirall a título personal. Y es que el capital adquirido forma parte de la sociedad Todasa, que controlaban entre los hermanos Gallardo y Bravo a partes iguales y tenía el 25,35% de Almirall. También mantendrá la vicepresidencia.​

Hemeroteca

Almirall
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad