El TSJC avala las elecciones de la Cámara de Barcelona

stop

El presidente del CCN impugnó los comicios por presuntas irregularidades en el proceso

Miquel Valls, Consejo de Cámaras Catalanas

27 de febrero de 2013 (20:36 CET)

El litigio que había enfrentado al propietario de Comidas Food, Ramon Carner, con la Cámara de Comercio de Barcelona ha llegado a su fin después de más de dos años. El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha desestimado el recurso presentado por el también presidente del Círculo Catalán de de Negocios (CCN) respecto a las últimas elecciones de la Cámara.

El empresario pidió que se anularan los comicios, principalmente por la elección de Juan Estapé en mayo de 2010 como uno de los 60 miembros del pleno de la Cámara. Concretamente, en representación del gremio de charcuteros. Y este miércoles, los tres magistrados han considerado como válidos los resultados.

Irregularidades en el voto por correo

Carnero aspiraba a ser representante en el ente cameral, aunque finalmente se impuso Estapé. La diferencia fue de 326 votos frente a los 14 obtenidos por el propietario de la empresa Comidas Food. Tras conocerse el resultado, ha defendido ante los tribunales que en los comicios se había incurrido en irregularidades con el voto por correo.

Pero la sentencia da la razón a la Cámara. Principalmente porque destaca que aunque se anularan todos los votos emitidos por correo, Estapé seguiría siendo el candidato más votado. En consecuencia, el resultado final no se vería alterado.

Con todo, el tribunal también ha cuestionado el voto por correo. En el apartado de fundamentos de derecho, pone en duda que, con los datos disponibles, se haya cumplido la transparencia del procedimiento de elección.

Entrega certificado

La Cámara envió la documentación para votar por correo a 6.537 electores de este epígrafe de actividad. Del total, 4.807, es decir, el 73,5%, fueron remitidas a un mismo domicilio. Así, los votantes no recibieron personalmente la documentación. Este es el principal punto de discordia por el que Carner se opuso al resultado final por la vía judicial.

La sentencia recoge la "imposibilidad de que los 6.537 electores con derecho a ello-al voto - las pudieran recibir personalmente, introdujeran en el sobre la papeleta elegida, y de manera individualizada certificaran el voto en la Oficina de Correos".

Tradición cameral

Fuentes de la Cámara de Comercio de Barcelona defienden que la ley catalana de cámaras estima que el voto por correo se pueda remitir a la empresa, en la sede del gremio o en el domicilio particular de los electores.

En todo caso, apunta que si en su mayoría se enviaron a la sede del gremio fue por una cuestión de tradición. Una práctica extendida en los 125 años de historia de la Cámara.

La presidencia de Valls, cuestionada

El CCN se acoge a esta "falta de transparencia" para poner en duda la presidencia de Miquel Valls. Alega que de las casi 400.000 empresas del censo sólo votaron más de 6.000 y de ellas, unas 600 lo hicieron de manera presencial. Pero desde la Cámara recuerdan que si el elector hubiese votado por correo y luego hubiera querido votar de manera presencial, se eliminaría la primera elección.

El lobby nacionalista, en boca de Carner, asegura que la ley no les ha dado la razón, pero que moralmente se ha demostrado que Valls no es representativo del sector. Además, asevera que incluso antes de que se presentara la candidatura del propietario de Apat Food, algunos empresarios ya habían votado por Estapé.

Resultado consolidado

Se trata de la segunda sentencia que falla a favor de la Generalitat, la Cámara y Fomento. Por lo que desde la entidad empresarial, se da por entendido que es clara y que el resultado queda consolidado.

El CCN es un pequeño grupo de empresarios de corte independentista que en los últimos tiempos ha criticado a la Cámara de Comercio, así como a la patronal Fomento del Trabajo. Considera que estas instituciones no defienden los intereses del empresariado catalán. Dicen que representan a unos 700 empresarios.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad