El presidente de la Generalitat, Quim Torra, junto al presidente del Círculo de Economía, Juan José Bruguera, en Sitges. EFE/Quique García

El empresariado catalán sobrevive al desgobierno

stop

Lo más granado del empresariado catalán pide en Sitges diálogo y estabilidad a los futuros gobiernos de España y Cataluña

Xavier Alegret

Economía Digital

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, junto al presidente del Círculo de Economía, Juan José Bruguera, en Sitges. EFE/Quique García

Sitges, 01 de junio de 2018 (04:55 CET)

En los corrillos previos al inicio de la XXXIV reunión del Círculo de Economía no se hablaba de otra cosa. Mientras esperaban la llegada de Quim Torra –lo hizo unos minutos tarde–, los empresarios y políticos en activo y retirados comentaban qué iba a hacer el PNV. Eran más de las 4 de la tarde y ya corría que iba a apoyar la moción de censura de Pedro Sánchez, por lo que se solapaba otra pregunta: ¿Dimitirá Mariano Rajoy?

Un directivo comentaba discretamente que es lo que debería hacer, pues así facilitaba la continuidad del PP. Lo que quería decir era claro: Antes Soraya Sáenz de Santamaría que Pedro Sánchez con la sombra de Pablo Iglesias. Esta se presume la posición predominante en los despachos del IBEX y de la gran empresa española, bajo la bandera de la estabilidad, ¿pero se comparte en Cataluña?

Sí y no. Todos los empresarios defienden la estabilidad. A nadie le gusta que la bolsa baje y la prima de riesgo suba. Lo dijo Xavier Vives, profesor del IESE y consejero de Caixabank, debatiendo con su presidente, Jordi Gual, sobre estabilidad financiera y el futuro del euro.

En uno de sus únicos zooms hacia España –era una charla muy macro, totalmente ajena a lo que pasaba en el Congreso–, Vives subrayó que no solo Italia había hundido el IBEX: “No hay ninguna duda” de que también la inestabilidad en España había influido.

La posible dimisión de Mariano Rajoy inunda los corrillos de la reunión del Círculo de Economía

Pero hay otra corriente, que podríamos llamar diálogo. La dialéctica sería diálogo contra estabilidad. Es cierto que no son excluyentes, pero se confrontaron en los discursos y conversaciones de muchos de los empresarios y directivos que pisaron el hotel de Sitges en el que se celebra el encuentro del Círculo. La institución los aunó.

Los del diálogo se habían manifestado antes de que aparecieran Gual y Vives, cuando el nuevo presidente de la Generalitat había lo pedido sin ofrecerlo a los empresarios: Quim Torra no aceptó preguntas y tampoco hizo declaraciones tras su discurso. Salió escopeteado.

Empresarios afines al soberanismo, muchos de ellos habituales de estos encuentros, se reunieron para escuchar lo que Torra tenía que decirles. Marc Puig, Ferran Rodés, Antoni Abad, Josep María Pujol, Antonio Zabalza y Tatxo Benet fueron algunos de los que escucharon atentamente y aplaudieron al presidente de la Generalitat.

Brugera pide un Gobierno que dialogue con Cataluña y a Torra que vuelva a la legalidad

El presidente del Círculo de Economía, Juan José Brugera, le había dado una de cal y otra de arena. La institución aúna todas las sensibilidades y su presidente casó diálogo y estabilidad: pidió “un Gobierno estable capaz de llegar a amplios acuerdos en los grandes temas”, y citó “el problema catalán” como uno de ellos.

Esta misma semana, el Círculo difundió una nota de opinión en la que apostaba por un Estatut de Cataluña con rango constitucional. Torra le agradeció la propuesta, pero dijo que para pactar medidas como esta es menester alguien al otro lado. Y es que Brugera también le había picado la cresta pidiéndole que vuelva a la legalidad para que retorne la confianza y, con ella, las empresas que se fueron tras el 1-O.

Entre los que escucharon con regocijo lo poco que el presidente del Círculo presionó a Torra estaban Miquel Roca, Juan José López Burniol, Javier Faus, Josep Sánchez Llibre, Kim Faura, Carmen Mur, David Vegara, Maurici Lucena, Antón Costas y políticos como Àngel Ros, Josep Maria Espadaler, Jaume Collboni, Sònia Recasens y Xavier Cima. El president se presentó con los líderes de su gobierno: Elsa Artadi y Pere Aragonés.

Sobre el Gobierno español, los empresarios están a la expectativa… aunque con la estabilidad con bandera. El Círculo se pronunciará el sábado, día para el que, en los programas que repartían este jueves por la tarde, todavía estaba programada la visita de Mariano Rajoy. En su más que previsible ausencia, ¿quién llenará su hueco? ¿Y si aparece Pedro Sánchez? Si lo hace, Brugera ya está preparado para pedirle estabilidad… y diálogo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad