Empresas del IBEX siguen pagando a sus proveedores ignorando la ley

stop

Tardan hasta 301 días de plazo, muy por encima de los 75 días fijados

27 de junio de 2013 (12:43 CET)

Algunas empresas del IBEX “se financian, en cierta manera” a costa de sus propios proveedores, que, en su mayoría son pymes y autónomos. El sector de la Construcción e Inmobiliario y el de Servicios y Comercio, junto con el Industrial y el de la Energía son los peores pagadores a sus proveedores, con 301 días, 248, 215 y 109 días respectivamente en 2012. El máximo fijado por ley en ese año fue de 75 días, con lo que las empresas acaban aprovechándose de sus propios proveedores.

Son los datos que ha recogido la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad, a partir de los balances del sector no financiero publicados por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Entre las conclusiones, la plataforma asegura que algunas de las empresas cotizadas “presentan en su memoria plazos medios excedidos muy diferentes a los que se desprenden de sus Estados Financieros, lo que puede llevar a confusión al analista”.

Para evitar esta práctica, la plataforma propone establecer multas, con el objeto de normalizar la situación, de hasta 900.000 euros.

Que el dinero fluya

La idea es abordar la situación, con mayor determinación, en un momento en el que el Gobierno prepara un plan de pago a proveedores. La máxima es que la Administración “debe asegurarse que el dinero fluya por toda la cadena productiva y no se quede en el proveedor o contratista principal”.

La norma que se debería establecer, a juicio de esta plataforma, es que los contratistas, cuando cobren del plan de pago a proveedores, también puedan pagar a sus subcontratistas en esas mismas obras. Y una vez se saldaran las deudas, se debería informar a las administraciones públicas. Esa condición debería ser indispensable, --se considera--, para acceder a nuevos convenios de colaboración o concesiones administrativas con la administración que correspondiera.

A costa de los proveedores

En 2012, por tanto, la cuestión no ha mejorado o lo ha hecho de forma muy escasa. Las grandes compañías del IBEX redujeron en un 13% su plazo medio de pago a proveedores respecto al año anterior, pero el periodo medio alcanzó los 178 días, que es más del doble de los 75 días que se fijaron para ese año. Todo ello podría esconder lo que denuncia el presidente de la plataforma, Antoni Cañete, una “financiación, en parte, a costa de sus propios proveedores”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad