Endesa recibe un aluvión de quejas por los polémicos contratos de mantenimiento

stop

Unos 3.000 abonados denuncian en seis meses un servicio de 100 euros anuales que sólo cubre una revisión de caldera

29 de julio de 2013 (23:44 CET)

Los contratos de mantenimiento de Endesa, un servicio que promete una revisión anual de caldera por unos 100 euros, han generado un aluvión de quejas, la mayoría motivada por el incumplimiento del contrato y la forma agresiva de ventas.

Unos 3.000 clientes han enviado una reclamación formal a Endesa desde enero hasta junio pasado, según ha podido saber este medio por fuentes internas de la compañía. La mayoría de las reclamaciones denuncian una práctica comercial que roza la ilegalidad, a juicio de los afectados.

Cobros desmesurados


El polémico servicio de mantenimiento de gas es comercializado puerta por puerta por los comerciales de Endesa que prometen descuentos de un 10% si el usuario abandona la compañía de gas para cambiarse a Endesa. Para disfrutar del supuesto beneficio, los clientes son obligados a firmar un contrato de mantenimiento (a veces sin saberlo) de unos 100 euros anuales que da derecho a una revisión de caldera y a la mano de obra del técnico en casos de desperfectos.

“El contrato de mantenimiento sólo incluye mano de obra y el desplazamiento. En ningún caso las piezas. Llamé al servicio de mantenimiento porque la caldera dejó de funcionar. Mi sorpresa es que el técnico de Endesa me quiso cobrar 642 euros por las piezas. Me negué a pagar esa cantidad. Fui al fabricante, Saunier Duval, y me lo repararon por 169 euros”, explica C.J., una suscriptora de Madrid que presentó una reclamación a Endesa recientemente.

Contrato con derecho a nada

Al llegar la primera factura, los abonados se percatan del cobro mensual de un servicio que no había sido explicado por los comerciales. También se quejan de que los vendedores se presentan como agentes de la compañía de gas, se llevan una factura y, con los datos del contador y del cliente, efectuan las altas sin su consentimiento.

La casuística es muy diversa. Incluso, hay altas del servicio de mantenimiento cuando los suscriptores no tienen caldera de gas y, por tanto, no tienen derecho al mantenimiento (el contrato no cubre reparaciones en la cocina).

Devolución del dinero

Si el cliente presenta la reclamación, la empresa acepta devolver el dinero en la mayoría de los casos, pero el proceso no es rápido ni sencillo. Si el abonado ha tenido la revisión anual, Endesa rechaza la devolución del dinero y obliga a pagar la cuota de mantenimiento durante, al menos, 12 meses.

El contrato se renueva automáticamente cada año y si un cliente pide la baja después del primer mes, encontrará trabas. Hace meses, el departamento encargado de gestionar estos trámites quedó desbordado por el aumento de reclamaciones, lo que obligó a otros equipos a asumir la carga de trabajo.

Las eléctricas suponen el tercer sector económico con más reclamaciones, según la asociación de consumidores Facua, sólo superadas por la banca y las empresas de telecomunicaciones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad