Endesa se resiste a pagar por los incendios de hace 21 años

stop

La Audiencia de Barcelona ha ratificado la sentencia que le obliga a pagar 45 millones de euros, pero la eléctrica estudia recorrer al Supremo y apurará el plazo

El presidente de Endesa, Borja Prado

en Barcelona, 28 de diciembre de 2015 (04:00 CET)

Más de 21 años después de los incendios que arrasaron 45.000 hectáreas en el norte de Cataluña a causa de una sobrecarga de la línea eléctrica –según las sentencias–, Endesa todavía no ha pagado las indemnizaciones y se resiste a hacerlo. La eléctrica estudia recurrir la última sentencia, en un último intento por irse de rositas del caso, y apurará el plazo para hacerlo, que expira a finales de enero.

Después de un macrojuicio que duró meses, el juez de primera instancia número 11 de Barcelona condenó en 2012 a Endesa a indemnizar con 37,5 millones de euros a 117 propietarios de terrenos arrasados por las llamas en la comarca del Berguedà en 1994, aunque la cifra con intereses ascendía a 50 millones de euros. En los incendios murieron tres personas.

La eléctrica recurrió y, tres años después, la Audiencia de Barcelona ha ratificado la sentencia, aunque ha revisado el cálculo de los intereses, dejando la indemnización total en 45 millones, según fuentes de la empresa. No obstante,  se trata de una estimación, y fuentes judiciales aseguraron a Efe que el coste final puede superar los 70 millones.

Causa acreditada

La última sentencia es de finales de noviembre y, en ella, la Audiencia avalaba la de 2012 al entender que fue el "incorrecto funcionamiento" de una línea eléctrica del pueblo de Gargallà lo que causó el incendio. "Se puede añadir, a modo de probabilidad más cualificada, que el concreto fenómeno causante del inicio del fuego consistió en un sobrecalentamiento de la línea", dictaba la sentencia, que veía "suficientemente acreditado el nexo causal directo" entre el mal funcionamiento de la línea y el incendio.

Endesa siempre ha defendido que la causa del fuego no fue el deficiente mantenimiento de la línea eléctrica, por lo que se ha negado a pagar. La compañía puede recurrir el fallo de la Audiencia de Barcelona al Tribunal Supremo y, según fuentes de la compañía, lo está estudiando y tomará una decisión en enero.

Endesa en Cataluña

La compañía eléctrica propietaria de las líneas hace 21 años era Fecsa, empresa de origen catalán aunque ya estaba participada por Endesa, que tenía cerca de la mitad de sus acciones. En 1996 ya tenía el control total de Fecsa, que terminó absorbiendo tres años más tarde.

Endesa ha querido preservar su origen catalán y ha mantenido la marca Fecsa Endesa en Cataluña. Además, creó el Consejo Asesor de Cataluña, formado por personalidades de la sociedad civil catalana como David Madí, ex alto cargo del Govern con Jordi Pujol y muy cercano a Artur Mas, el empresario Carles Sumarroca, imputado por presunta corrupción ligada a las actividades de Jordi Pujol Ferrusola, o el diputado de Junts pel Sí Germà Bel, que abandonó el consejo para presentarse a las elecciones del 27S.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad