España lidera el mercado mundial del porno en 3D

stop

Un grupo de emprendedores catalanes lanza Virtual Taboo, una plataforma para reproducir videos de hasta 360 grados con vistas subjetivas

Los fundadores de Virtual Taboo.

Madrid , 04 de enero de 2016 (04:00 CET)

Tres empresas españolas compiten por la cumbre del mercado mundial de pornografía en tercera dimensión, una nueva categoría que intenta ofrecer innovación a uno de los negocios más prósperos de internet. Las videos porno han experimentado un renacimiento con la grabación en tercera dimensión. Y tres emprendedores catalanes (Rafael Santos, Raúl Fernández y Marcos López), vinculados al sector de las nuevas tecnologías, han decidido lanzar Virtual Taboo, una nueva plataforma para ofrecer videos de hasta 360 grados.  

Los nuevos emprendedores quieren demostrar que España no sólo es turismo y construcción y que hay nuevas oportunidades de negocio con potencialidad de venta en todo el mundo. La empresa ha decidido diferenciarse del resto de competidores de porno 3D con una opción hasta ahora inexplorada: serán los propios usuarios los que decidan con sus votaciones el tipo de película y la temática.  

Los videos en tercera dimensión deben ser visualizados con gafas especiales que pueden oscilar entre los 6 y hasta los 800 euros en el caso del teléfono Note4 con las gafas de realidad virtual Samsung Gear VR o con las Oculus Rift. Cada video, de una media de duración, se baja con un coste de 5 euros. El sistema de grabación utilizado es el binaural, Y el resultado es tan real que el crecimiento del negocio habla por sí mismo.  
 
https://www.economiadigital.es/uploads/s1/35/82/38/noemi-58238.jpg?t=1451331599                                             Imagen de un video porno de Virtual Taboo.

Actores porno con cámaras en sus cabezas



En las grabaciones, el actor lleva una cámara en su cabeza. Por tanto, el usuario tiene una experiencia tan real que resulta casi imposible no sentirse protagonista de la escena. Cuando el usuario, con sus gafas de realidad virtual, gira su cabeza, puede contemplar desde el suelo hasta el techo del video. Se trata de una experiencia real que se queda a años luz del porno tradicional.   

"Hemos rodado con una tecnología especial para hacer posible un ambiente de casi 200 grados. Con los próximos videos podremos lograr los 360 grados", explican los fundadores de la compañía que han usado cámaras modificadas.  

La tecnología parece ideal para la grabación de orgías, uno de los productos audiovisuales que la nueva compañía también explorará. España lidera la innovación en este mercado. La empresa Virtual Real Porn, de Zaragoza, fue la pionera. También le ha seguido Badoin, otra compañía que se ha abierto espacio en una competencia en la que conviven cinco grandes empresas en el mundo. Fuera de España, Naughty America hace deslumbra también con sus videos porno de realidad virtual.    

Los emprendedores catalanes de Virtual Taboo decidieron montar una empresa con para desarrollar tecnologías 3D para ofrecer visitas guiadas a museos o a instalaciones turísticas. Pero para dar rentabilidad a toda la inversión en cámaras y equipos sólo compensaba con una posibilidad inicial: el porno.  

Las reticencias de la banca



La industria era completamente desconocida para los emprendedores pero estaban confiados en que era la forma más rápida de recuperar la inversión. Investigaron el tráfico de sus competidores y se percataron de que la industria del porno en 3D crecía de forma exponencial. Ahora, la web tiene un mercado sin límites y por eso el sitio ha sido construido en inglés.  

Uno de los obstáculos que debieron superar fue la instalación de la plataforma bancaria de pago. Las entidades bancarias pusieron trabas para aprobar la plataforma de pago. La industria del porno genera suspicacias y reticencias entre los bancos y la empresa tuvo que demostrar que se trataba de un negocio que va en serio. Pero finalmente han podido desarrollar dos aplicaciones de pago: una de tarjetas de crédito y la otra de Paypal.  

Por ahora, han lanzado el primer video. Desde su cuenta de Twitter también han comenzado a promocionarlo: "Llévate a Noemí a casa en esta Navidad". No es ninguna exageración. Con las gafas de realidad virtual, Noemí estará en la casa de todos los que paguen los cinco euros. Será el inicio. Dentro de dos semanas, se preparan para subir el segundo video.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad