España opta a 6.000 millones en infraestructuras indias

stop

ACUERDO BILATERAL

El Rey, junto al primer ministro indio. EFE/Str

28 de octubre de 2012 (11:12 CET)

Cuando el Rey decide capitanear un viaje a un país con empresarios suele traer buenas noticias para España, sobre todo, para las constructoras. El liderazgo en infraestructuras es una de las mejores bazas españolas en este tipo de viajes.

Los acuerdos de cooperación económica entre España e India firmados durante la visita del Rey Juan Carlos abrirán la puerta a proyectos españoles para participar en obras de infraestructuras que requieren una inversión global de 6.000 millones de euros, según fuentes del Gobierno español.

‘Megaproyectos’

Entre las obras más importantes a las que aspiran las empresas españolas destaca la conexión por autopista que unirá los dos extremos de la bahía de Bombay a través de un puente de 22 kilómetros de longitud, un proyecto cuyo coste total puede rondar los 2.000 millones de euros.

Además de la autopista de la bahía de Bombay, las autoridades indias han mostrado interés por las propuestas españolas para participar en la ampliación del Metro de Bombay y la creación de una línea de alta velocidad entre esta ciudad y Nueva Delhi, cuyo número de pasajeros potenciales ronda los 200 millones de personas.

Acuerdos seguros

Entre las operaciones más avanzadas, la presencia y las gestiones del rey en la India han permitido a la compañía OHL acelerar sus negociaciones con el grupo industrial Hinduja y firmar un acuerdo de asociación que posibilitará a la empresa española acudir a licitaciones de importantes proyectos.

Otro de los ejemplos de la nueva etapa de colaboración bilateral, que se verá reforzada tras el protocolo de enmienda suscrito ayer para evitar la doble imposición y prevenir el fraude fiscal, es la próxima inversión de 500 millones de euros por parte del importante grupo industrial Reliance en una compañía petroquímica catalana.

Defensa, turismo y cine

España ha firmado asimismo un memorando de cooperación en el ámbito de la Defensa, área a la que la India va a dedicar un presupuesto diez veces superior, según destaca el Ejecutivo español, y en la que las autoridades de este país han mostrado un gran interés en Navantia para la fabricación de submarinos y en Indra para la adquisición de radares.

También existen buenas perspectivas para la apertura de hoteles urbanos de propiedad española y una iniciativa ya confirmada del grupo indio Max de asistencia sanitaria, que tiene previsto invertir este mismo año más de 40 millones de euros en la apertura de un centro de bienestar y terapia oriental en Mallorca, al que seguirán otros dos en el sur de España.

Abre además una importante área de colaboración el acuerdo suscrito en materia audiovisual, que favorece no sólo el rodaje en suelo español de películas de Bollywood como la taquillera "Sólo se vive una vez", con su impacto favorable en el turismo -el número de visitantes indios a España se ha duplicado y llega ya a 200.000-, sino también las producciones cinematográficas españolas en India.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad