España tendría gas incluso sin Argelia

stop

ENERGÍA

Playa de Beni-Saf en Argelia, donde inicia el gasoducto Medgaz.

17 de enero de 2013 (21:21 CET)

Los sucesos de una planta gasista en Argelia no han afectado al suministro de gas en España. El sistema operativo ha funcionado con total normalidad. Pero, incluso con un ataque a los gasoductos que proceden del país norteafricano, España tendría gas natural suficiente como para que no se viese afectada la demanda.

Argelia es el principal proveedor de gas natural de España. El 40% del gas que circula por las casas españolas procede del país magrebí. España está conectada por dos grandes gasoductos con Argelia. Uno, el que llega a través de Marruecos por el estrecho de Gibraltar, y un segundo, Medgaz, que une la costa almeriense con la argelina. Tres cuartas partes del gas que procede de Argelia son a través de estos gasoductos. El 25% restante es con barcos de gas natural licuado.

Preparados

El sistema de gas natural de España es uno de los más diversificados de todo el mundo. Gracias a ello, un corte en el suministro procedente de Argelia no afectaría a su funcionamiento. Así lo aseguran tanto el Ministerio de Industria como Enagás, gestora del sistema. “Estamos muy preparados. Argelia es importante, pero tenemos capacidad para que el sistema continúe funcionando”, explican fuentes de Enagás.

“En el caso de que se produzca algún incidente en los gasoductos, España cuenta con reservas estratégicas que se utilizarían en caso de emergencia”, recuerdan desde Industria, “aunque probablemente no se tendría que llegar a ello”.

Plantas regasificadoras

España cuenta con seis plantas regasificadoras que son las que se encargan de convertir el gas licuado en estado gaseoso. Estas instalaciones se encuentran en Barcelona, Cartagena, Sagunto, Huelva, Coruña y Bilbao. La séptima, situada en Gijón, está a punto de funcionar.

La mayoría del gas se importa de buques metaneros procedentes de 13 países que descargan en estas plantas. Además de Argelia, España tiene como proveedores a Nigeria, Catar, Trinidad y Tobago, Egipto, Perú o Noruega, entre otros. “Se podría obtener más gas de estos países si cae el aprovisionamiento argelino. Se podrían desviar barcos hacia esos países”, explican fuentes de Enagás. Además, el sistema cuenta con tres almacenamientos de gas subterráneos.

Aviso sin protocolo

Las autoridades españolas se han mostrado tranquilas ante la posibilidad de que los terroristas de Al Quaeda pudiesen atacar las instalaciones que nutren de gas natural a España. “No creo que (los atacantes) tengan capacidad para destruir las fuentes de aprovisionamiento de gas de Argelia" ha dicho el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo.

Eso sí, tanto Exteriores como Industria han estado en contacto con las empresas españolas que tienen activos y trabajadores españoles en el país. Lo primero que ha hecho el ministerio que dirige Margallo es cambiar las recomendaciones de viajar a Argelia. El ministerio cree que “el riesgo de atentado contra intereses españoles continúa siendo elevado, tras las alusiones y amenazas vertidas en distintas ocasiones por la organización terrorista Al Qaeda contra nuestro país.”

Tranquilidad en las empresas

Hay empresas españolas instaladas en Argelia desde hace muchos años. En materia energética están Repsol, Cepsa y Técnicas Reunidas. También están otras grandes constructoras como ACS u OHL, además de otras menores dedicadas a maquinaria industrial, ingeniería o transporte marítimo.

De momento, reina la tranquilidad en las compañías. Solo Cepsa ha decidido trasladar a sus trabajadores a una zona más segura, pero sin sacarlos del país. Todas mantienen su actividad y sólo si se extiende la situación a otras zonas del país se estudiaría la evacuación de los empleados de las empresas y el resto de españoles, como ya sucedió con el conflicto libio.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad