Fainé renuncia oficialmente a Aguas de Valencia

stop

Los representantes de Banco de Valencia, propiedad de Caixabank, abandonan su silla en la compañía que preside Eugenio Calabuig

06 de mayo de 2013 (21:27 CET)

Ya es oficial. Los representantes de Banco de Valencia, entidad que ha adquirido Caixabank, han salido del consejo de administración de Aguas de Valencia, lo que ratifica la apuesta de Isidro Fainé por Aguas de Barcelona (Agbar), según se desprende del Registro Mercantil de este lunes.

Tras convertirse el banco catalán en el mayor accionista de la entidad valenciana, la Comisión Nacional de Competencia (CNC), advirtió a Fainé de la incompatibilidad de permanecer de forma simultánea en ambas compañías, teniendo en cuenta que compiten por un mismo mercado, el del agua.

Banco de Valencia participa con un 30% del capital en Aguas de Valencia a través de una sociedad instrumental (Agval), controlada por Eugenio Calabuig.

Apuesta por Agbar

Caixabank ha decidido inclinarse por Agbar, tal y como avanzó Economía Digital. Fainé seguirá como vicepresidente de la compañía que preside Ángel Simón, tras ceder el control mayoritario a la firma francesa Suez Environnement, también accionista de una tercera parte del capital de Aguas de Valencia.

Las sillas en Aguas de Valencia, diponibles

Aunque algunas fuentes del sector apuntaron en una primera instancia que Fainé optaría por el consejo de Aguas de Valencia --para destensar las relaciones entre Calabuig y Suez--, el presidente de Caixabank se decantó, finalmente, por mantener su silla en Agbar y nombrar consejeros independientes en la compañía valenciana.

Sin embargo, los puestos que pertenecen a las acciones de Caixabank en Aguas de Valencia siguen vacantes, según han confirmado fuentes de la compañía. Fainé todavía no ha puesto ningún nombre propio sobre la mesa.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad